EL TRINQUE OTRA VEZ

El trinque omo norma. Es lo lógico, dinero sin nombre y todos a la rueda. Nadie se extrañó, pero no era para tanto, no vendían droga, ni atracaban, sólo chupaban lo que todo el mundo, si hubiera podido, hubiera chupado. Esa es la cultura, obreros mal pagados por prejubilaciones prematuras garantizadas, millones a espuertas que no tienen nombre, pues, el dinero de todos, sea europeo o no, no tiene nombre, y podemos forrarnos y quejarnos del paro de los jóvenes y de la depresión regional. Sindicalistas, empresarios avezados, obreros  aleccionados, y el dinero de todos, mientras las colas del paro aumentan y la hipoteca te ahoga, da lo mismo pues ellos pueden, deben hacerlo, trincar, por el bien común, y da igual los talones, los trapicheos, se benefician muchos, pues vale, está bien, así nos va. Y lo peor, amigo ciudadano, es que una comisaría de pueblo no puede llegar a donde debe, porque, para qué engañarnos, la mierda flota. Fiscalías saturadas o adormecidas, escaños enmierdecidos, no sé, no digo más, me callo.
http://noticias.terra.es/2010/local/0209/actualidad/detenidas-tres-personas-de-un-entramado-empresarial-minero-dedicado-a-obtener-subvenciones-de-forma-irregular.aspx

5 comentarios :

Pluma Blanca. dijo...

¡Qué vergüenza! Aunque soy un poco adicta a la información, ciertas noticias me producen un pésimo sabor de boca, hay ocasiones que al mirar a nuestro alrededor sólo encontramos podredumbre. Qué sociedad estamos dejando a nuestros hijos, unos hijos, a los que el sistema está volviendo lo más ignorantes y dependientes posibles, para que no piensen. Y ya se sabe, el que no piensa, va con la manada.

El Valín dijo...

Pues yo me quedo con la parte positiva de la noticia que es que haya noticia.

Para mí la salud de una sociedad se mide por la mierda que se destapa, a más chanchullos destapados más salud democrática. Lo malo sería que no se airearan los trinques, porque no significaría que no los hubiera, sino que eran totalmente admitidos.

Por tanto, hay que felicitar a la "comisaría de pueblo" que, pese a todo, va acumulando éxitos en su trabajo, para beneficio de los más y desgracia de los menos.

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo contigo solo una cosina "no nos metas a todos los prejubilaos en el saco por favor

Juan Luis Nepomuceno dijo...

Yo nunca meto a todo el mundo en el saco, la generalización es algo que odio porque, como sabrás, la padezco en demasía.
Un saludo.

Pluma Blanca dijo...

¡Qué triste está su blog Don Filo!
Su prosa se hace esperar días y días, un poco más prolíferos son sus versos, pero aún así, no en la cantidad que nos gustaría.
Los adictos a la información diaria y a los comentarios sobre ella, echamos de menos su ironía, sobre muchos casos de actualidad y el humor acido, pero tan acertado, del que hace gala.
¡Anímese! Comente, si le place, y si no, perdone por el atrevimiento.