La revolución posible.

Además de la gran mayoría del país, existen dos colectivos básicos del sistema que dan sobradas muestras de sumarse a la indignación general a pesar de encontrarse en una incómoda y controvertida situación en época de conflictos. Me refiero a la judicatura y a las ffcc. de seguridad del Estado.
Nadie se alarme de antemano. Nada más lejos de mi intención que ninguna trama golpista ni actos ilegales de insumisión o desobediencia institucional como plantea algún irresponsable líder político o sindical.
Se trataría de cumplir estrictamente la función constitucional que se les asigna, pero priorizando en lo que realidad importa.
Imagínense por un momento que se empiezan a desenterrar legajos judiciales archivados, informes, dossieres y notas informativas policiales que no llegaron mas que a un cajón de algún mando de libre designación.
Una actuación decidida y coordinada, sin salirse del procedimiento, un tirón de manta radical que llevara a la cárcel a todo maleante que contamina las instituciones y la vida pública, sin temor a que caigan partidos, agentes sociales, ong's y el "sursum corda".
Una catársis sanitaria que depurara el sistema y lo dejara hecho un solar para que la sociedad refundara los cimientos de algo nuevo.
Si llenamos las prisiones de la gran mayoría de los verdaderos delincuentes y recaudamos gran parte de lo trincado no será un milagro que cure totalmente nuestros males, pero empezaríamos a intentarlo.
Muchos dirán que es una idea descabellada pero viendo las alternativas que se dan por izquierdas y derechas, basadas en fórmulas ya probadas y de nefastos resultados, o sea, la checa o el cuartelazo, pues miren a ver.
Bueno.
Ahí lo dejo, que empiezan a oírse sonidos extraños por mi escalera y el móvil se ha vuelto loco.

DE MOROSOS Y SUS CATEGORÍAS



Que somos un país de pícaros, caceros y pufistas no habrá quien lo niegue, digo yo. Pero lo peor que puede ocurrirle a un país así es que haya resignación al latrocinio, asunción del trinque y el impago como modo de vida.
Cuánto empresario de postín, seguro que alguno conocen, ha vivido y se ha enriquecido gracias a dejar pufos colosales a bancos, proveedores, instituciones públicas (de estas mejor no hablar porque merecen un capítulo), etc., etc. El caso es que luego no tenían nada, nada a su nombre, claro está, pues conducían el coche de lujo de su señora, vivían en el chalé faraónico de su retoño, y la empresa había dejado de existir y ya podía uno reclamar al maestro armero.
Las triquiñuelas legales a las que puede acogerse un ladrón de los de esta ralea son insondables. Y así viven muchos, timando y estafando a los primos, que somos usted y yo, usando de ganchos otros cómplices de postín.
Eso sí, no se le ocurra a usted dejar de pagar un recibito sea del servicio que sea, un pago de hipoteca, el IBI, o cualquier deuda privada. Caerá sobre usted todo el peso de la ley, le echarán encima matones, abogados, y le quitarán hasta las costuras de los gayumbos además de premiarle con el honor de estar en una de esas listas de morosos de las que es más difícil borrarse que apostatar.
Parece, bueno, no parece pues era vox populi, que ese era el estilo del ilustre expresidente de los empresarios patrios, buena representación para el colectivo, tanto como poner a un vago como sindicalista, ah, ¿que también pasa?.
A ver si cunde el ejemplo y ejemplarizamos con quién tenemos que hacerlo, no con los de siempre. 

ANIVERSARIO



Llevas ya un año, Mariano, un año mariano, penitencial para los españoles y para los extranjeros que aquí residen y que no tienen nada que blanquear.
Tu antecesor se quedó en los gestos, en avances sociológicos más que sociales, pero tuvo que rendirse ante quién manda y bajo cuyo mandato tú, por ideología, te debes encontrar más cómodo. 
No voy a discutirte que medidas había que tomar, y no mirar para otro lado, pero te estás luciendo, macho, te lo juro por Snoopy y por el cocodrilo de Lacoste.
Lo de vender los pisos a los blanqueadores extranjeros con oferta en stock de tarjeta de residencia es una muestra más. 
Luego no quieres tener al personal encabronado. 
Se puede llegar a asumir que tenemos, todos, que apechugar con sacrificios, pero serían mejor asumidos si aparte de la pedagogía del "no queda otra", se comenzaran a desmontar los chiringuitos. Todos, los que montó tu partido y los que montó la alternativa y alguno de los que les apoya. 
Ejemplaridad, creo que se dice. 
El bohío en que habíais convertido España, los unos y los otros, hay que sanearlo y, aunque salpiquen los purines, dar un buen manguerazo densifectante. No vale sólo con ahogar al pueblo, que el pueblo cansa y ya no lo distrae tan fácilmente ni la Roja ni Jorge Javier y su troupe. 
Una buena campaña de limpieza, desde Zarzuela hasta el último kiosco oficial, podría comenzar a frenar la ola de desafección que puede convertirse en rabia directa y sin medias tintas, mandando el sistema entero a tomar por el culo, con perdón. 
Y asumiendo que nos encontramos en el contexto que nos encontramos, habrá que empezar a enseñar los dientes al IV Reich y a ver si se dan cuenta de que ellos van detrás, a menos velocidad, pero detrás. 
Y me dirijo a tí, porque eres el que supuestamente lleva la batuta ahora y porque llega un momento en que me la suda muy mucho quién está en la Moncloa para joderme a mí y a mis pirójimos. Que es lo que en realidad habéis hecho siempre. 
No se si celebrarás tan magno aniversario, puede que sí por lo que te costó llegar, pero entre pastel y chupito de orujo, reflexiona. El regalo no te lo mando pues ya me lo cogiste a cuenta. 

MARCA ESPAÑA

Despiertos ya del sueño occidental, por fin España vuelve a la esencia. A lo que siempre fue en su patética historia.
Una España indefinida, siempre negada a conveniencia de la faltriquera o afirmada con sable en alto y rancia arenga.
La España mísera de las colas de miseria de un pueblo encallado en el castigo.
Un pueblo gris, en blanco y negro, mientras renacen las glorias de las oligarquías multicolores que engordan los diamantes en llamadas de teléfono o clic de terminal, practicando virtuales atracos al populacho desagradecido.
La España de la usura encorvada que financia el reino y desahucia patios de vecinos a ritmo de zarzuela.
España de revolucionarios de tertulia, no ya en café sino en las redes, que repiten fórmulas mágicas que no son más que alquimia, no soluciones.
España de frase corta, ciento cuarenta caracteres, o circo mediático olisqueando braguetas y entrepierna cenicienta.
Avinagrada España de vino cabezón dónde lavar las querencias que te llevan a la soga.
España desterrada, como siempre, del civilizado mundo que nos prefiere sometidos, fregando las letrinas de orondos culos nibelungos.
Altares, palios, quiromantes y loterías nacionales.
La España que exportó el caceo, la comisión y el trinque allá donde fue imperio. Denominación de origen de toda mafia y corruptela, patente de la mordida, marca España.

LA ESTAFA Y LA USURA, VERSIÓN ENTENDIBLE.

Me llega este texto por correo electrónico ignorando su autoría. Como me parece claro y contundente y además estoy muy vago últimamente, pues copio y pego. Ahí les dejo.

 

¿Qué es el BCE?

 

El BCE es el banco central de los Estados de la Unión Europea que pertenecen a la zona euro, como es el caso de España, Portugal, Grecia, Italia, Irlanda, etc.

 

Y ¿de dónde vino el dinero del BCE?

 

El dinero del BCE, o sea el capital social, es el dinero de todos nosotros, los ciudadanos de la UE, en proporción a la riqueza de cada país. Así, a Alemania le correspondió poner un 20% del total. Los 17 países de la UE que se adhirieron al euro, entraron en conjunto con un 70% del capital social y los restantes 10 países, de los 27 Estados de la UE, contribuyeron con un 30%.

 

Y, ¿es mucho ese dinero?

 

El capital social era de 5,8 billones de euros, pero a final del año pasado, se decidió hacer un primer aumento del capital, desde que fue creado hace cerca de doce años, en tres fases: A finales del 2010, a finales del 2011 y a finales del 2012, hasta elevar el capital del banco a 10,6 billones.

 

Entonces, si el BCE es el banco de estos Estados, puede prestar dinero a España, Portugal, Grecia, Italia, Irlanda, etc. como cualquier banco puede prestar dinero a cualquiera de sus accionistas. ¿O no?

 

No, no puede.

 

¿Por qué?

 

¿Por qué? Porque… porque… bueno, son las reglas.

 

Entonces, ¿a quién puede prestar dinero el BCE?

 

A otros bancos, a bancos alemanes, franceses, españoles, portugueses, etc.

 

¡Ah! ya me entero… Entonces, España, Portugal, Alemania, etc. cuando precisan dinero prestado, no van al BCE, tienen que ir a otros bancos que sí acuden al BCE…

 

Sí.

 

Me pregunto que para qué complicar tanto… ¿No era mejor que España, Portugal, Grecia, etc. acudieran directamente al BCE?

 

Bueno sí… En cierto sentido, sí… pero de ese modo los banqueros no ganarían nada en ese negocio…

 

¡Ahora caigo…!

 

Está claro, los bancos precisan ganar alguna pequeñez… El BCE, de mayo a diciembre del 2010 prestó cerca de 72 MIL millones de euros a países del euro, a la llamada "deuda soberana", a través de un conjunto de bancos, al 1%. Y ese conjunto de bancos prestaron a los Estados (España, Portugal, Grecia, etc.) al 6 o 7%.

 

Pero eso es un negocio redondo: Sólo por ir a Bruselas a buscar el dinero, fíjate lo que se llevan…

 

No tienen que, ni siquiera, desplazarse a Bruselas. La sede del BCE está en Alemania, en Frankfurt. Tomando a Portugal como ejemplo, en el crédito a Portugal, los bancos ganaron entre 3 y 4 MIL millones de euros…

 

Eso es un verdadero robo… con ese dinero que nos quitan, no tendríamos por qué congelar o rebajar las pensiones, o el subsidio de desempleo, recortar la Sanidad, la Educación, o descontar a funcionarios, o…

 

La gente tiene que ser consciente de que los bancos tienen que ganar mucho dinero, si no ¿cómo podrían pagar los dividendos a los accionistas, a los consejeros, a los altos directivos que son gente "tan especializada"…?

 

Pero, quien manda en el BCE ¿cómo puede permitir un escándalo de este tipo?

 

En el BCE mandan los gobiernos de los países de la zona euro; Alemania en primer lugar, que es el país más rico, pero también Francia, España, Portugal y los demás países…

 

Entonces, los gobiernos de nuestros países, ¿dan nuestro dinero al BCE para que ellos presten a los bancos al 1%, para que, después, ellos presten del 5 al 7% a los gobiernos de los países, que son los dueños del BCE?

 

Bueno, no es exactamente así. Como Alemania es rica y puede pagar bien las deudas, los bancos sólo le cobran un 3%. A Grecia, Portugal, Irlanda, etc. que están asfixiados, es a quienes les elevan los intereses al 6, 7 ó más por ciento.

 

Entonces, ¿somos los dueños del dinero y no podemos pedir a NUESTRO propio banco…?

 

¿Somos? ¿Quiénes somos? Nuestros países, España, Portugal, Italia, o Alemania no están formados por gente vulgar como nosotros. No queramos comparar un limpiabotas de nada, que gana 400 ó 600 euros al mes, o un albañil que anda desempleado, con un gran accionista que percibe 5 ó 6 millones de € de dividendos por año, o con un administrador de una gran empresa, o de un banco que ganan, con las primas a que tienen derecho, unos 50, 100, o 200 MIL euros por mes. No se puede comparar.

 

Y, ¿nuestros gobiernos, aceptan una cosa así?

 

Nuestros gobiernos… Por un lado son, en la mayor parte, amigos de los banqueros (todos los partidos políticos lo son), o están a la espera de sus favores, o de un privilegiado empleo cuando ya no consigan los votos necesarios…

 

Pero, entonces, ¿ellos no han sido elegidos por nosotros?

 

En cierto sentido sí, claro, pero después… ya sabes, quien gobierna, es quien tiene la sartén por el mango. Y es lo que se ve claramente en esta crisis mundial, la mayor desde hace un siglo. Esa cosa que llaman "sistema financiero", transformó el mundo de las finanzas en un casino mundial, realmente como ningún casino había nunca visto, ni sospechado, y llevó a los EE.UU. y a Europa al borde la de ruina. Está claro, esas personas importantes se llevaron el dinero para su casa y dejaron a la gente como nosotros, que tenía el dinero en los bancos, o los fondos de inversión, a la luna de Valencia… Los gobiernos, en los EE.UU. y en Europa, para evitar la ruina de los bancos tuvieron que reponerles el dinero…( o sea, rescatarlos con dinero público, que es el dinero de nuestros impuestos).

 

Y ¿dónde fueron a buscarlo?

 

¡Dónde los iban a buscar…! En los impuestos, en las pensiones, en los salarios, en los funcionarios, en la enseñanza, en la sanidad, en las prestaciones sociales… ¿De dónde podía proceder el dinero del Estado?

 

Pero, ¿metieron a los responsables en la cárcel?

 

¿En la cárcel? ¡Qué disparate! Entonces, ellos que montaron la cosa, ingenierías financieras sofisticadísimas, sabrán aplicar el remedio. Sólo ellos podrán poner orden en la casa…

 

Está claro que a algunas personas más comprometidas, como Raymond McDaniel, que era el presidente de la Moody's, una de esas agencias de "rating" que clasificaron la credibilidad para pagar la deuda, de Portugal, Grecia, etc. como de bono basura, y que tiraron a los países por el suelo, fueron… apartados y pasados a la reserva… Como el tal McDaniel, y otros, es una persona importante, se llevó una indemnización de 10 millones de dólares, a los "que tenía derecho"…

 

Entonces, ¿cómo es? ¿Nos lo tragamos y a callar…?

 

¡Ah! ese ya no es mi problema… Yo sólo estoy explicando…

 

 

MANIFA

Mi desencanto general me lleva a no asistir. Pero doy mi apoyo como masa silenciosa.

EN ESTAS ESTAMOS Y ASÍ SEGUIMOS

Que no nos representan está más que demostrado. A mí, al menos, no me representan pues ya ni ejerzo el ilusorio derecho a depositar un papel vano para dar poderes a quien va a hacer con él lo que se le venga en gana.
La democracia es una ilusión óptica, una gran estafa o un "modus operandi" utilizado por las estructuras políticas, eso que llamamos partidos y que actúan por el beneficio de quienes les financian, les dan cobertura mediática o son lobbys interesados en tal o cual medida para su beneficio. Para el beneficio de los situados y sus adláteres. Una maquinaria intrincada de oscuros engranajes que se mueven al dictado de todos menos de los que dicen que representan.
¿Quiere decir esto que no hay políticos honrados?. No. Claro que los hay, incluso quiero creer que la mayoría, es el entramado lo que degenera todo lo que toca. La política es necesaria desde que vivimos en sociedad, la diferencia es si asumimos un jefe de tribu eficaz y autoritario o un comité de sabios o unos representantes electos y bien intencionados que trasladen a los hechos la voluntad de la mayoría.
El problema actual no es ya que los políticos sean o no malvados, que de todo hay, sino que si ellos son el poder o no. ¿Son ellos el poder?. Asaltemos el Congreso, pacíficamente como decían los bienintencionados convocantes de la última algarada que tenían en vanguardia a los "incontrolados" que rompieron las vallas o que pacíficamente abrieron camino a los del bloque negro para que hubiera carga, siempre brutal, de los siempre crueles "esbirros". Luego ya habrá tiempo de crear conspiraciones de infiltrados y manipular youtube a nuestro antojo con estrategia propagandística panfletaria a medida de twitter.
Bueno, que eso, que asaltemos el congreso y que la turba indignada tome la cámara. ¿Luego qué?. Cuando riegue la sangre impura las escaleras del Congreso qué hacemos. ¿Pasar de la falsa democracia a un régimen asambleario?. ¿Quién acabará imponiendo su criterio?. ¿A quién representarán esas asambleas? ¿A todos los ciudadanos o a una nueva casta de indignados "new age"?.
Que algo tiene que cambiar está claro. Que cómo se llega a poder forzar ese cambio es un enigma. El riesgo es la aparición de iluminados, solitarios con botas lustradas o en asamblea de tribunal popular, y aquí en esta península de mierda, somos muy dados a arreglar las cosas a navajazos. Que será que nos toca volver a asesinarnos para calmar nuestro ancestral cainismo.
Si tiene que ser que sea, será el fracaso total, más si cabe, de la política que, viendo lo que se ve, haciendo declaraciones de condescendencia cínica, siguen enquistados en los aparatajes de unas organizaciones que funcionan por familias y castas, como las mafias.
Porque la política fue la que se cargó la economía, por activa o por pasiva, pues en ella estaba, en las burbujas convenientes, dilatadas, en los despilfarros, en las concesiones, las adjudicaciones, las subvenciones, el clientelismo y toda la puñetera escoria que nos ahoga. Sirvan a los ciudadanos por encima de las intenciones de voto, nos irá mejor a todos y se les acabará reconociendo.
Los mercados pueden ser el chivo expiatorio pero no son más que barcos que se mueven a las mareas de las decisiones políticas.
Y necesitamos la política, pero otra política, nueva, transparente, regenerada, que reconduzca esta debacle o volveremos a la prehistoria, que quizá sea lo mejor.
Hace falta ética, de los que manden por supuesto, pero de los que se les oponen también. Enarbolamos banderas, grandes y pequeñas, en cuanto nos lanzan un capote, que somos como miuras, y construímos patrias en estadios de fútbol. Y mientras nos roban a cada minuto, nos cabreamos por una frase y dedicamos horas a discutir sobre la intencionalidad del desliz.
Mentir como estrategia, para gobernar haciendo lo que nunca se iba a hacer o para oponerse diciendo que no se debe hacer lo que seguro se haría en el caso de gobernar. Nadie os cree, a ninguno, no valen los "slogans", ni las convocatorias, ni los discursos vanos.
Si alguien tiene la fórmula, la razonable, no la mágica, que me lo haga saber. Gracias.
 

FELIZ DÍA DE LA POLICÍA

Puede uno resultar cansino, es cierto, obsesivo incluso. Pero es que mucho está cayendo. Mucho por todos lados.
Hoy es día dos de octubre, festividad de los Santos Ángeles Custodios, patronos de la Policía española.
En tiempos de bonanza, de escasa conflictividad, la Policía es una de las instituciones más valoradas por la población en las encuestas sociológicas. ¿Por qué?. Porque la mayoría de los ciudadanos ven en la calle el trabajo diario de un servicio público cuya misión fundamental es esa, servir.
Pero cuando las cosas están como están, cuando la gente se ve abocada a salir a la calle a expresar su justa indignación por lo que parece el triunfo del absurdo como sistema, la Policía tiene que desempeñar una de las labores más comprometidas y menos reconocidas. Salvaguardar el orden. Y el orden es orden para todos, no el orden establecido ni político, sino la paz en la calle y los derechos de la mayoría.
Digan lo que digan bienintencionados convocantes y plataformas teóricamente heterodoxas, el pasado 25 de septiembre, si la policía no interviene o se ve desbordada, como era lo que se pretendía, podríamos estar lamentando ahora gravísimos sucesos. Lean un poco sobre psicología de las masas y comprenderán que con que haya una mínima chispa iniciadora, el más pacífico de los manifestantes fagocitado por la turba, puede convertirse en cualquier otra cosa.
Que no todas las intervenciones están bien hechas, seguro, que puede haber algún exceso, sin duda y habrá que depurarlo, pero pongo la mano en el fuego por el conjunto general de mis compañeros que, así, en general, demuestran una gran profesionalidad en situaciones nada agradables.
Otra cosa es que se pretenda que no haya policía, que ésta no utilice nunca la fuerza legal, que se pueda empujar y acorralar a los actuantes, aunque sea con la espalda mientras se alzan los brazos en efectista gesto de pedir calma, y que los mismos no puedan responder. La policía es la policía, le pese a quién le pese, y en el ejercicio de sus funciones son depositarios de legítima autoridad.
Invitaría a más de uno a que intentara violentar una barrera policial en París, Bonn, Bruxelas, New York o, como no, en Cuba, Venezuela, Ecuador, etc., etc.
Y muy bien funciona la propaganda falsaria de la leyenda urbana twitteada. El hipócrita camarero de los brazos en cruz, los chicos de las banderas que, teóricamente policías infiltrados, han reivindicado en facebook el acto violento que reventó la manifestación con sus argumentos y estrategias, llamando "mariconas" a los de la resistencia pacífica. Y lo triste es que cale en gente supuestamente preparada, con responsabilidades políticas, que han gobernado, gobiernan o aspiran a gobernar.
Porque somos así. Porque creemos sólo lo que nos gusta creer y nos frotamos las manos cuando un detenido que sale del juzgado, curtido en mil batallas del mismo cariz, cuenta el drama de lo sufrido en las mazmorras. Porque el periodista vende más arremetiendo contra lo que representa el Estado y publicando la foto conveniente a la causa.
Lo políticamente correcto, para algunos, es la tendencia a la acracia, y lo comprendo dada la situación en que lo que llamamos "poder", concepto tan diluído en parqués y mercados, está haciendo con el conjunto de la ciudadanía. Pero sería deseable no llegar al caos por mucho que crezcan los apologistas del mismo, aunque tengo mis serias dudas de que la situación actual no sea ya profundamente caótica. Y se simpatiza más con el adoquín y el cóctel molotov que con la porra legal.
No obstante, hoy, es el día de la Policía. Me entregan una condecoración por llevar más de veinte años en este trabajo, condecoración que he tenido que pagar de mi maltrecho bolsillo, no se crean. Veinte años de satisfacciones, entrega, servicio, y más de un disgusto despidiendo a más de un compañero envuelto en una bandera por haber dado todo por esta sociedad.
Por todo ello, en este día me felicito y felicito a todos mis compañeros, a sus familiares, a sus amigos y a la sociedad entera a la que nos debemos, nos escupa o nos piropee.
Por supuesto espero que despotriquen a gusto en sus comentarios. Si no rebasan las barreras del respeto entre iguales, serán publicados convenientemente.

EN QUÉ PAÍS VIVIMOS

En qué pais vivimos en que hay policías antidisturbios. Qué despropósito.
Una policía represiva que usa la violencia para evitar que los ciudadanos accedamos a ejercer la soberanía popular al Congreso de forma directa, linchando a los representantes que la gran mayoría ha votado.
Una policía que no consiente que se vulneren los derechos de los demás no es una policía moderna y democrática.
Qué país en que la policía usa infiltrados. Eso es trampa, dónde se ha visto que se cuelen entre los delincuentes para vigilarlos e identificarlos y hasta detenerlos impunemente.
Qué país bananero es éste en que se carga contra manifestaciones ilegales.
Un país en que la policía usa la violencia en defensa de la ley es un despropósito.
Un país es que se considera delito injuriar, escupir y agredir a las fuerzas del orden es un país dictatorial.
Eso en otros paises no ocurre.
Tomemos ejemplo de países desarrollados como Cuba, Venezuela, Ecuador, Bolivia, o en la misma Europa, en qué país han visto a la policía cargar.
De todas formas de qué hablaríamos hoy, a quién podríamos linchar mediáticamente con lo que entretiene y lo bien que quedamos nosotros, progresistas de pro.

A PROPÓSITO DE SANTIAGO

FOTO: EFE
No tenía un servidor edad de votar cuando asistió a un mitin del Partido Comunista de España en el Teatro Lopez de Ayala de mi ciudad, Badajoz.
El protagonista, Santiago Carrillo.
Con curiosidad juvenil, la misma que me hizo ir a los de otras fuerzas políticas, me dediqué a escuchar las palabras de aquel hombre, del que sabía que hacía tiempo que formaba parte esencial de la historia reciente de esta península cainita.
Sus palabras, con contenido; algo que tanto se echa de menos hoy en día; sus gestos, su magnetismo, sus tablas de orador y sus argumentos, me convencieron a esa edad temprana que mi ideología tendría que derivar hacia la izquierda.
Nunca milité en ningún partido, como muchos saben, porque mi temperamento y mi heterodoxia me harían muy difícil compartir todo el ideario como si fuera un catecismo. Seguro que le ocurre a muchos de los que militan, y los admiro, yo no tendría paciencia y me daría mucha pereza comulgar a veces con ruedas de molino por la causa común de la organización.
Y Carrillo murió, como era de esperar por pura biología, y, como siempre, aparecieron los recuerdos, de lo bueno y de lo malo.
Habiendo vivido de forma activa una República marcada por la escisión y la quijada homicida levantada por varios frentes, una salvaje guerra fratricida, una brutal dictadura, la transición que se pudo hacer y esta época actual en que el capital ha sometido por completo a la política; es lógico que esa trayectoria esté plagada de luces y sombras. Como estuvo la de Fraga por otra parte.
El caso es que los enemigos de la memoria histórica, los que hablaban de no abrir cunetas para cerrar heridas, ahora ejercen la suya para hablar de Paracuellos del Jarama.
Ojalá se aclare fehacientemente todo lo que allí ocurrió, se despejen las responsabilidades que, según parece por lo que leo, no están ni por asomo claras, y se ilustre la historia con los nombres de víctimas y verdugos. Pero no sólo los de Paracuellos sino todos los demás, los de Badajoz, por ejemplo cercano.
Cuando los libros de historia se llenen de verdades dolorosas se podrán cerrar heridas.
Porque los que hablaban de que la memoria histórica era revanchismo, obvian que en el aparataje e instituciones del Estado, una vez restaurada la democracia, siguieron en sus puestos gentes que habían tenido responsabilidades directas e indirectas en la ilegítima represión que practicó un régimen ilegítimo. Y no hubo revanchismo en esos casos.
Y dicen que la muerte nos hace a todos buenos, pero no, no nos hace a todos buenos pero yo, porque me da la gana, me quedo con el hombre austero que lideró la más activa lucha antifranquista. El hombre que renunció a muchos principios por mor de la reconciliación, que se enfrentó a la URSS, a parte de su propio partido, y contribuyó a la intentona de convertirnos en un país moderno. Porque por encima del Comunismo amó la libertad y a su país.
Y se fue cargado de tabaco, amigos, enemigos e historia, mucha historia.
Salud.

PROFETAS, HEREJÍAS Y ESPANTADAS

Años de opresión, de férreas dictaduras y cuando llega la primavera lo que florece es el clero y el dogma, el retroceso al medievo.
Una imbecilidad de película, una chapuza que ni Telecinco, ha provocado más reacción que la tiranía y el abuso.
El honor del Profeta convierte a las masas en jaurías rabiosas y homicidas.
Lo sagrado por encima de lo real. El triunfo absoluto del timo más grande de la humanidad.
Y a estos los moviliza lo que consideran una ofensa a su religión, a la patraña de los tres libros, versión mahometana. A otros puede ser un club de fútbol y a otros una bandera.
Pero en Occidente somos tan listos que usamos las banderas a conveniencia. Mientras somos los ricos del club tensionamos y presionamos y así seguimos mandando. Ahora bien, cuando la cosa se pone chunga pues salimos a la calle, sacamos la estelada y nos queremos separar de la ruina común. 

BOLINGAS

Esta madrugada, concretamente a las cinco de la mañana, me encontraba escuchando la radio desde mi teléfono móvil. Sí, porque un teléfono móvil es de todo y quizá lo que menos sea ya es teléfono y, de tener personalidad tales objetos, tendrían una crisis de identidad indiscutible. Porque se les llama "smartphones" porque, en teoría son inteligentes, teniendo entonces que traducir literal inteligentófono, bueno, no sé, igual me estoy metiendo en un jardín.
A lo que iba. Escuchaba yo Radio Nacional, o lo que queda de ella, precisamente uno de los programas supervivientes a la purga del poder, el del "ciudadano García", el cual no debe estar muy contento por la intempestiva hora a la que fue trasladado el espacio. En el citado programa se hacen chascarrillos con lo oído en la cadena en las fechas recientes, especialmente con los errores de presentadores e invitados. Uno de los errores, en el cual incurrieron diversos profesionales del medio, fue el cambiar "Bolinaga" por "Bolinga", refiriéndose a ese personaje de moda en estas fechas por ser un hijo de puta redomado, estar enfermo, terminal o no terminal, y por su puesta en libertad atendiendo a la gravedad de la enfermedad, a una supuesta negociación, o a saber qué historias que se traen los políticos con el puñetero tema de estas alimañas en vías de extinción.
Me hizo gracia lo de "bolinga" y que fueran varias personas las que cometieran la misma equivocación. Porque no sé si el energúmeno en cuestión será aficionado a estar bolinga o no, creo que las medicaciones no dan mucho margen, aunque algo bolinga habría de estar para haber matado como mató y para haber mantenido a una persona en la condiciones más infrahumanas que se pueden imaginar, abandonada para que muriera de manera horrible tras una larga agonía.
Bolinga debe de haberse puesto Mariano para apelar ahora a la legalidad vigente y al respeto a las resoluciones judiciales cuando no dudó en apoyar todo tipo de exabruptos, manifestaciones, injurias, etc., contra el anterior presidente del gobierno por hacer lo mismo que se está haciendo ahora y que la oposición actual no utiliza en contra del gobierno cómo en su día sí se utilizó.
Porque bolingas deben de estar los tertulianos que se rasgan las vestiduras, los correligionarios del partido del Gobierno, entre ellos alguno que fundó más de una empresa de seguridad, financiadas con dinero público, para dar protección a los concejales y que ven que el negocio no parece que vaya a mantenerse durante mucho tiempo.
Los más bolingas de todos deben ser los de BILDU y equiparados, tan pacifistas ellos, que reclaman humanidad para con sus alimañas cuando nunca reclamaron la misma para con sus víctimas.
Y los que sí deben de estar cocidos del todo son cierta izquierda de este país que se empeña con vehemencia en justificar los beneficios para con estos malnacidos. Vehemencia que no pusieron otrora en defender a otros colectivos, más bien todo lo contrario, colectivos que sufrieron el azote del terror como nadie y con cuyo trabajo se consiguió que ahora se pueda hablar del fin de la violencia.
Que el "bolinga" o Bolinaga salga o no pues, como que casi me la trae al pairo porque me hastía más el patético espectáculo del politiqueo alrededor de los dolores y los terrores. Que se haga lo que se tenga que hacer y si está terminal que se muera, en su casa, en la cárcel o donde sea. Si no lo está, pues que vuelva a la celda, que será siempre más cómoda que la que le diseñó como tumba a un hombre inocente.

LA ERA RAJOY y la parte contratante de la primera parte.

Hoy es una fecha más a reseñar en esta etapa histórica que vamos a bautizar, así, por que se me pone, como "La era Rajoy". A pesar de ser un ateo irredento e irreverente no vamos a denominarla como "la etapa Mariana", porque me parece demasiado.
Mariano llegó al poder, por fin, ya le costó,  no porque ganara unas elecciones sino porque más bien otro partido las perdió estrepitosamente.
Ese partido que perdió, perdió precisamente por, entre otras cosas, comenzar a incumplir puntos de su programa electoral por lo que ahora se llama la presión de los mercados y las imposiciones de la eurozona. Pero al pueblo no le valieron las justificaciones y los mandó a casa, a que se fueran pensando las cosas, y optó por dejar al registrador y su flamante equipo a ver si arreglaba el desaguisado.
Y nada, ahí llegó Mariano, cuasi invisible, con Soraya como ariete.
Primero fue que las cuentas no salían y que el equipo saliente había traspapelado algunas facturas. Luego resultó que no sólo fue el equipo saliente sino que también, algún elemento del equipo entrante, en sus feudos autonómicos, había hecho más de lo mismo o incluso peor.
Y Mariano comenzó a arrancar hojas del contrato electoral a conveniencia de Fräu Merkel. Al estilo Groucho: "La parte contratante de la primera parte es la parte contratante de la primera parte..." y ras, promesa a la papelera.
Así comenzaron a joder a la parte contratante de la primera parte y la parte contratante de la segunda parte seguía achacándolo a lo mal que lo habían hecho los otros, que se habían quedado sin ser parte contratante.
Pero no sólo se saltaron el programa sino que dinamitaron los pilares del neoliberalismo. Los impuestos, idiota, los impuestos. Con gran dolor de corazón y muy poca vergüenza iniciaron la aceleración de la asfixia del españolito que vienes al mundo, te guarde Dios.
Para contentar en lo posible a la parroquia, a la que lo de los impuestos dejó estupefacta, empezaron por los que se lo merecen. No las grandes fortunas y los especuladores de los mercados, no, faltaría más, hay que darle caña al proletario, al funcionario, al pensionista, al parado, etc. Al que paga siempre y casi seguro. A ese al que el director de la sucursal le intimida cada vez que intenta hacer un movimiento de sus ahorros si es que ha podido ahorrar algo.
Y este nuevo dios que nos ha caído aprieta pero sí ahoga. Y da igual pues tampoco gana confianza en los mercados ni en la eurozona y cada vez que habla un ministro sube el pan, y la gasolina, y la luz y el agua mientras en Bruselas se descojonan vivos mientras estrangulan a nuestro Chiquito de la Calzada. Los pufos crecen a pasos agigantados azotados por la famosa prima y por este sistema que, habiéndose demostrado fallido, sigue creciendo de manera mórbida fagocitando ciudadanos.
Pero resulta que también defraudan a los que los jalearon ocupando las calles contra aquel "amigo de los terroristas" que, al parecer, era el anterior presidente del gobierno y ahora resulta que lo que antes era traición a España ahora es legalidad vigente. Antes no, claro, antes no.
Y hoy le tocó al IVA, y a la sanidad universal y gratuíta, y mañana ya veremos que, a este paso, justificándonos en lo que pasa fuera y en los mercados y en la madre que parió a Panete, conseguimos hacer ese idílico país que siempre imaginamos de hospitales privados, colegios de curas, obreros sumisos y cartillas de racionamiento, para compensar un poco.
Un país bipolar, de ricos y pobres, como Dios manda, Mariano, como Dios manda.

CONSEJOS PARA INTERNAUTAS MULTIPOLARES

Lo de la múltiple personalidad suele traer problemas. Uno acaba por no conocerse, se mira al espejo y no sabe con cual de sus egos está tratando, y las personalidades terminan mezclándose, diluyéndose unas entre otras y de esa disolución acaba surgiendo la identidad verdadera.
Las redes sociales es lo que tienen. La presumible facilidad para crearse perfiles a granel. Con uno expongo, con el otro critico, con tal nombre insulto y acoso, con otro amenazo, creo otro más moderador, etc., etc.
Pero si Jekyll no pudo con Mister Hyde, imagínense la dificultad de mantener bajo control a toda una manada de clones de carácter diverso.
Uno, en su día, en este mismo blog, creó un "alter ego" en su serie "crónicas rurales", el Cabo Ramírez, que escribía versos en sus ratos ocultos. Al final acabé asesinándolo no fuera a ser que me poseyera. Por eso todos mis perfiles de red social son reconocibles, con el riesgo que eso conlleva.
Últimamente tuve alguna tentación de duplicarme para contrarrestar las mezquindades rastreras de cierta alimaña más aficionada que yo a la multiplicidad, pero no merecía la pena.
Si alguno de mis lectores tiene esa pulsión, le recomendaría que lo dejara, siempre es mejor dar la cara, aunque te la partan, que convertirse en un furtivo.
No obstante, si opta por ese camino, al menos que mantenga la prudencia de no usar la misma literatura, aunque sea maquillada, en los distintos perfiles que use, pero claro, ahí también influye la capacidad de cada cual que, por mucho que uno se tenga por la octava maravilla, suele acabar cagándola y descubriendo el plumero a la tercera línea de comentario.
No ponga como imagen de perfil a un personaje de cómic o dibujo animado y luego mantenga las fotos personales, aunque luego las quite, pues cuando la cague yá ha sido usted identificado.
No conecte sus perfiles para los desmanes, no los relacione, tirando de los hilos se llega al mismo ovillo.
Si además intenta buscar complicidades para sus fechorías, argumentando para convencer que usa diversos perfiles, declarando el método, pues está abocado al fracaso pues los confidentes acaban yéndose de la lengua dónde no deben.
Lo mejor, sea usted mismo, en la vida real y en internet, y actúe en consecuencia. Si discrepa de alguien o desearía verter sus exabruptos contra él, utilice su identidad, dé la cara, le traerá menos complicaciones y su enemigo, al menos, puede que llegue a respetarlo, aunque sea como enemigo.
Si además la discrepancia es con alguien cercano, pues qué mejor que dialogar en persona, la tecnología ayuda pero no resuelve todo.  
Otra cosa es que uno use la red como onanismo, satisfaciéndose uno mismo al verse rodeado de multitud de otros "yos". Sintiéndose creador. Ese es otro problema, quererse es bueno pero idolatrarse acaba por hacerte caer y la hostia es más contundente cuando uno cae del Olympo, por mucho que se cuente con un par de palmeros de excasas luces. 
Internet no es un mundo al margen de la vida real. Es lo mismo pero multiplicado. Si usted es bazofia, en internet es un vertedero.

MÁS DE LO MISMO, LA HISTORIA INTERMINABLE.

Inteligente estrategia la de este gobierno, quizá como la de todos los gobiernos en tiempos convulsos. Habiendo cabreado con creces a la población está consiguiendo que ésta derive su rabia hacia los policías. Esta rabia; en ocasiones motivada por desafortunadas intervenciones, que no seré yo quien defienda lo indefendible, y otras veces, seguramente las más, por la manipulación interesada que se hace de lo desagradable de cualquier intervención policial, sobre todo en el ámbito del orden público; está acrecentándose estimulada por la élite bienpensante de la red, de una forma un tanto sectaria y poco responsable.
Siendo uno de los colectivos más puteados históricamente por el poder, ahora nos hemos convertido en el enemigo a abatir por parte de la progresía de vanguardia, y no me refiero a los antisistema de siempre, sino también a militantes de partidos que han tenido responsabilidad directa en el tema de la seguridad habiéndose dado situaciones igualmente de desagradables cuando la policía estaba bajo sus órdenes.
Los tiempos cambian y mucha gente obvia la ley y los requisitos de ésta para cortar el tráfico y ocupar espacios públicos, y quizá tengan razón y deberá la ley adaptarse a los tiempos, pero la policía tendrá que seguir garantizando la seguridad de todos, partidos políticos incluidos, y la seguridad propia, por supuesto, y eso siempre es controvertido.
Y también, por qué no decirlo, dentro de la estrategia de las movilizaciones suele entrar el intentar que se produzca el enfrentamiento para así reforzar los argumentos y tener mayor impacto mediático. Son técnicas viejas pero la red facilita la multiplicación del panfleto y es más fácil divulgar las instantáneas y secciones de video más convenientes e impactantes. Además nunca, quien corresponde, ha sabido contrarrestar las informaciones y cuando lo ha hecho siempre ha sido de manera torpe y torticera.
Dentro de las redes sociales se acrecienta la mala baba y se comienzan a alentar actitudes que creíamos superadas.
Anda por ahí hasta una teoría conspiranóica que ya la quisiera Pedro J. sobre una trama policial para un golpe de estado. Toda una joya de la ciencia ficción sin la mínima base ni criterio.
Pero la democracia ya no es tal, da igual a quién votemos pues sus programas son papel mojado en manos de otros poderes casi intangibles, y ésto, si no se resuelve a nivel internacional, puede llevarnos al caos más absoluto.
Vienen malos tiempos, siendo víctimas del sistema éste nos utiliza y nos convertimos en el perfecto chivo expiatorio. La cabeza de turco donde desviar las iras.  Seguimos bailando con la más fea los de siempre.
E intentaré no escribir más sobre el tema porque seguro que alguien intenta sacar carnaza. 

TE DOY LA VIDA

Te doy la vida, Mariano. Quédatela, tómala, tuya es, mía no. Quítame un riñón para el año que viene que, si pasa los controles, en el mercado de órganos puede ayudar a paliar el déficit y los agujeros bancarios de tus amigos. O un trozo de hígado, que ahora está más sano porque no puedo permitirme ningún exceso.
Llévate mi dignidad, sodomízame cada mañana cuando entre a este puesto de trabajo que tan privilegiado me hace.
Llévate mi casa, mejor, se la llevará el banco y se llevará lo poco que me quede de nómina cuyo papel vale más que su contenido.
Prométeme no sé qué ingreso de lo sustraído, para el año 2015, en no sé qué plan de pensiones que tiene, hace ya tiempo, las aportaciones paralizadas. Dónde estaré en el 2015, Mariano.
Súbeme los alimentos, la gasolina, la ropa, que así no gasto, Mariano, no gasto y me desgasto.
Cóbrame las medicinas, que así me pensaré el enfermar.
Pídeme que me parta la cara con el resto de cabreados, Mariano, y dí que es mi obligación, Mariano. Porque soy un servidor, pero no un sirviente, Mariano, y tanta hostia seguida acaba por cansar. Y es que me llama el monte, Mariano, o el árbol del ahorcado, pero prefiero el monte a las corbatas de cáñamo.
Pídeme eficiencia, calidad, rendimiento, productividad. Pide Mariano que yo te daré.
A partir de ahora cabe la posibilidad de que se me llame sicario con razón, pero no a tu servicio, sino al del mejor postor, que tengo que pagar mis letras y las tuyas, Mariano.

EL CARIZ QUE LAS COSAS ESTÁN TOMANDO

Sin intención alguna de curarme en salud, que tal y como está el ambiente parece que es lo que procede, quiero reiterar mi solidaridad con los mineros en huelga y mi convencimiento de que sus reivindicaciones son justas, toda vez que se oponen a un incumplimiento flagrante por parte del Gobierno, el cual muestra una cerrazón que parece ilógica, y digo "parece" por algo, tratándose de las cantidades de las que se trata. 
A falta de actividades alternativas, en parte por la nefasta gestión que se ha hecho de las ayudas y fondos por parte de todas las administraciones, sindicatos incluídos, está claro que si se cierra lo poco que queda de minería,  a Asturias no le queda ni el recurso de convertirse en parque temático. 
Partiendo de esa base les dejo un mensaje que me llegó por vía "privada" por parte de una amiga que, por tristes razones obvias, no voy a identificar, y que creo que refleja el enrarecido ambiente y la desproporción que está tomando este conflicto en base a razones tan irracionales como la tradición, la emotividad, la épica y el sectarismo más rancio. 
Aquí les dejo su mensaje textual, copiado desde mi facebook y pegado en este blog:

"sobre las fotos que has colgado tenéis toda la razón. Ya ves yo aquí escribiendo un privado porque claro, como no quiero ni puedo apoyar lo que hacen los mineros y decir que en las imágenes de tv y prensa (ahí están los vídeos de lne no veo nada que puedan hacer mal los GRS) veo represión obrera y salvajismo extremo en los mineros no en la policía........... pues ya ves censurada, yo, una mujer de minero prejubilao, sobrina, nieta e hija de un minero que no les apoye..... Yo no quiero, me niego a que mi hijo crezca con los valores de los años 60 quiero que crezca con la no violencia, con el dialogo, con el respeto y con libertad, estamos en el S. XXI, joder, luego pisamos una cucaracha y nos denuncian abandonamos a un perro u nos juzgan pero intentamos a matar a alguien que está realizando su trabajo para mantener a su familia y poder sobrevivir en esta España de castañuela y encima les llamamos asesinos. Así no vamos a llegar a nada. Todo esto me da vergüenza ah y que me desalojen porque estoy "indignada" por no poder hacer ni comentarios en las fotos que cuelgan mis amigos "del otru lau" en el facebook y por no estar de acuerdo con las libertades que ellos tanto proclaman, pero no recuerdan que su libertad termina donde comienza la mia..... Suerte a todos."


 Y así estamos, opinando en privado pues en público te puede traer un disgusto. ¿A alguien le suena de algo esta situación?.
A mí sí, salvando las distancias, de cierta zona próxima en la que la palabra "libertad" sólo se podía escribir "askatasuna". Lugar dónde había ciudadanos de primera y de segunda, los que podían despotricar y los que tenían que callar.
Les dejo algunos comentarios que, sobre las imágenes que publico en esta entrada, hay por la misma red social, todo un ejemplo.


"JA-JAAAAA... Que mala suerte que no fuera un policia empalado".
"La pena es k le dio al coche y no a ellos.... k se jodan"
"grandes los mineros!!"
"Siento alegrarme.... PERO ME ALEGRO, es el débil frente al fuerte !!! Es el pueblo frente al poder !!!"
"hurra oeoeoe"


Éste no tiene desperdicio:


"tenia que aver entrao cristal pa lante y aver dao en el deposito la gasolina y que fueran fumando y explotaran toos por vagos" 


Uno sigue siendo de izquierdas, para sufrimiento propio, sabiendo que le resultaría mucho más cómodo ser de derechas, pero no le gustan los ademanes y las poses de algunos izquierdistas de hoy en día.
El abuso de la demagogia y el victimismo, el sectarismo excluyente, la intolerancia a la crítica, la total falta de autocrítica, la no asunción de las derrotas electorales y otros tics son los que hacen que sienta esta desafección no buscada.
Lo que reflejan las imágenes no son actos de protesta, son hechos delictivos. Si se opta por el delito como medio de lucha pues asúmanse las consecuencias y no hablemos de brutal represión cuando se levantan barricadas y se detiene a simpáticos pirotécnicos.
Este alarde de violencia, de guerracivilismo, de estética del 34 y el 36, no son más que una prueba de que poco se ha evolucionado en la izquierda hispana, con la diferencia que los revolucionarios de entonces no conducían Audis ni se ponían farlopa para la batalla. Quizá orujo y anís de Chinchón. Y quizá sea éste un exabrupto injusto y generalizador, pero también yo tengo derecho a despotricar, cuando se mienta a mi madre un día sí y el otro también y se me desea la muerte con tanto desparpajo.
Señores sindicalistas, muchos de ustedes ya prejubilados y sin sufrir las penurias de la huelga, saben de sobra que se puede sembrar el caos sin matar ni herir a nadie. Controlen a sus "incontrolados", como ustedes dicen, que parece que son "legión" en sus filas, pues si ocurre una desgracia, a ver quién asume responsabilidades.
Ojalá se resuelva el conflicto y ceda este Gobierno ante lo que justamente se le demanda, pero con actitudes como estas acabarán por perder apoyos por mucho que se crean ustedes los amos de la verdad, la justicia y la propia tierra. 
Pero lo más grave es que comience a enquistarse el miedo a decir lo que se piensa, dependiendo del círculo. "Aquí se viene a apoyar, no a destruir" me contestaron en otro foro por opinar. A decir "Amén", a comulgar con ruedas de molino, todo un ejemplo de tolerancia y sentido democrático.
No es ésto por lo que luchó la izquierda, créanme. 

ESO QUE LLAMAN "LA ROJA"

Que a medida que avanza o se eterniza esta crisis el sectarismo se acrecienta es algo lógico. Los grises dejan de tener cabida y triunfan los posicionamientos absolutos. O estás conmigo o estás contra mí. 
La libertad de expresión se ve mermada pero no tanto por la acción del poder cómo por la actitud totalitaria de las corrientes de opinión. 
Se puede estar de acuerdo con una movilización y sus razones para hacerlo pero si se te ocurre criticar los métodos, las formas, la exacerbada épica emocional y cultural, pues te conviertes en el enemigo a abatir, en un reaccionario intolerante con la lucha legítima. 
Si te alegras por la victoria de la Selección puedes pasar a ser un patriotero que ignora los verdaderos problemas que atañen a la sociedad, un anestesiado del pan y circo. Si, por el contrario, pasas del fútbol, eres antiespañol, una vergüenza para la nación a la que perteneces. 
Y así están las cosas, crispadas y enrarecidas en este país tan aficionado a las jaurías. 
Pero, y siguiendo con el fútbol, si bien uno no es muy dado al alarde abanderado, ni a bañarse en las fuentes en masa, no me voy a privar de hacer ciertas consideraciones a propósito de la victoria hispana en lúdicos campos de batalla, menos cruentos a los que prefieren otros. 
Es triste que carezcamos de referente alguno, de líderes a los que admirar y seguir en lo que verdaderamente importa, y todo ello por una falta de ejemplaridad total en la vida política. 
No es extraño que la gente se vuelque con un grupo de deportistas que, siendo estrellas millonarias a nivel individual, se afanan con honestidad y humildad, inéditas en el resto de la vida pública, en un proyecto común de ilusión y sana competitividad. Liderados por un hombre sencillo, honrado, que ha conseguido desvestirles de sus fuertes individualidades y connotaciones culturales y políticas, para convertirles en el referente más ilusionante de un pueblo castigado y decepcionado por la política, la economía y la sociedad en quiebra en la que nos encontramos. Si ellos pueden, nosotros también "podemos". 
Sí, disfruté de la final y celebré los goles y la victoria impecable de los que, hoy por hoy, son los que mejor representan los valores positivos, cada vez más en desuso, de ésta, nuestra comunidad. 
Y con ésto no quiero decir que no haya muchísimos españoles que, día a día, desde el anonimato, luchan por una sociedad mejor, por los demás, cómo, por ejemplo, los que se están jugando la vida en los absurdos fuegos del Levante, y otros muchos que, con pequeñas acciones, aportan su grano de arena para alimentar la esperanza. 
Pero tenemos que asumirlo, por repercusión mediática y popular, siempre nos quedará eso que llaman "La Roja". Y que dure.

LA HOGUERA


Hoy es noche de San Juan, noche de hoguera, una hoguera inextinguible si tuviera que quemar en ella todo lo que quisiera.
Quemaría las incertidumbres y este pánico diario a golpe de titular con el que nos amedrentan. Quemaría a Riesgo, a su puñetera prima y a los mercados que no venden más que malas intenciones. 
Purificaría con el fuego la política torpe y sumisa con los caprichos de los capitales. 
Quemaría titulares, demagogias, manipulaciones, la violencia y su mitología. 
Quemaría la mezquindad y la tensa calma de miradas torvas que suponen intenciones. Las máscaras de los cobardes. 
Si pudiera quemaría mis errores, los lejanos, con los que los mezquinos gozan revistiéndolos de mentiras, y los actuales también, que uno ni es perfecto ni es malvado, aunque mejor no, no los quemaría pues los errores nos forjan, nos hacen humanos y nos obligan a cambiar los rumbos erráticos. 
Ardería de forma explosiva esta rabia añeja que se expande macerada en lágrimas tempranas de niña atónita ante la vida injusta. 
Esta rabia que aun no conocen los que se jactan de conocerme sin hacerlo. 
Esta rabia ácida que puede abrasar hectáreas de estupidez. 
Veré la hoguera y quemaré fantasmas, lo negro y lo amargo, y ante la danza prima exorcizaré los demonios. 

ESPERANDO AL MARTES

Días grises son estos en esta tierra de cielo de abundante gris. Gris de riesgo de primas, de cierre de minas, de goma quemada y pólvora iracunda, atornillada contra enemigos expiatorios. 
Cansa la tensa mirada contra los idiotas, y la condescendencia cansa en este pueblo dónde, más que conocernos, nos olemos todos, como los canes, identificando razas, querencias y desprecios. 
Temo un lunes negro para lo inútil pues el abismo está sentado a nuestro lado en el sofá. 
Me agota la densidad agria de la sidra escabullida, emboscada, y las camisas de logotipo creciente que el concienciado porta, que lo valiente no lo quita lo cortés, desfilando en peatonales calles midiendo tallas y suponiendo intenciones. 
Cansan las cartas apostólicas de sexagenarios Leónidas llamando a los trescientos a las Termópilas de autopista y pozo. 
Cansa el silencio de los directivos del suicidio colectivo, impotentes tesoreros de las miserias que nos abordan. 
Europa arde en fuego helado de billetes mojados por lluvias de usura. Europa se borra en la última guerra que perderá el Mundo. 
Que llegue el martes portando otros temores. Que esto no cesa. 

EL CARBÓN Y LA ÉPICA

He estado distraído con algún estercolero. Y reconozco mi error, entro al trapo con demasiada facilidad, soy Miura, no un manso traicionero que agacha la testuz esperando dar la cornada a destiempo. Pero iremos tratando ese tema en otros ámbitos.
Que Asturias tiene que luchar por la minería, sin duda, no hay otra cosa gracias a muchos que no supieron hacer las cosas o, interesadamente, no quisieron saberlas hacer.
En otros sitios hubo reconversiones y hay empresas y trabajo, aquí, el concepto de empresario es fugaz, subvención, fondos, y hasta que aguante la teta, luego ERES y se acabó.
Pero una vez que la han cagado, algunos que ahora retornan con protagonismo sexagenario también, pues está claro que si se acaba lo poco que hay de minería, Asturias se convierte en Siberia.
Uno entiende todo, o lo intenta, y el corte de carreteras, la barricada, incluso el enfrentamiento, pueden ser el único recurso que le quede a la gente para hacerse oír.
Ahora bien, el exceso de épica, la demagogia de los políticos de las cuencas apoyando la misma, me parece un poco fuera de lugar.
Porque apoyen ustedes la protesta, es su papel, sin duda se lo reconozco, pero no digan idioteces.
Ésto viene al caso del incidente reciente del Pozo Santiago dónde doce guardias civiles hicieron su trabajo enfrentados a todo tipo de tornillería y pirotecnia que, parece ser, según sus apreciaciones, no se consideran delictivas.
No todo vale, señores responsables de la política y el sindicalismo, y la pelota de goma y el bote de humo, utilizados por las fuerzas y cuerpos de seguridad, son legales mientras que el volador con metralla y la tornillería de gomeru son delictivas. Y las FF. CC. de seguridad acuden cuando se corta una vía de comunicación, y si hay que negociar los cortes, como ustedes bien saben, se negocian, pero todo tiene un límite.
Defiendan ustedes la lucha, pero desde la responsabilidad y sin caer en la demagogia barata.
Algún día, uno de los reivindicativos voladores o tuercas de gomeru o rodamientos causarán una desgracia y no sé hasta qué punto podrán ustedes seguir con el folclore espartano de las Termópilas de pozu.

A CARA DESCUBIERTA

Pienso seguir escribiendo en este blog. Que nadie se lleve a engaño. Seguiré opinando, equivocadamente o no, sobre todos los temas que considere oportunos.
En aquellos que se refieren a Mieres, para evitar intoxicaciones, espero que lean mis posts antes de juzgarlos en base a las interpretaciones que hacen ciertos descerebrados en páginas que pretenden ser reivindicativas pero que no son más que vertederos de frustraciones contra todo aquel que no comparte sus ideas. El problema es que tiene a un par de ellos que le siguen, porque el resto no dejan de ser perfiles múltiples creados por una mente enferma. 
La misma mente enferma que, hace ya mucho tiempo, me obligó a habilitar la moderación de comentarios pues su argumento siempre fue el ataque personal, la injuria y la calumnia, en vez de la discusión entre opiniones discrepantes. 
No sé que puñetera obsesión cogió conmigo pero, si bien no me toca el gordo, me tocó la ira del imbécil. 
Aquí puede opinar todo el mundo, con ideologías de todo tipo, pero eso sí, opinar, no utilizar el supuesto anonimato para agredir emboscado. Lo cual se ha repetido en diversos sitios de esta cuenca y el resto del Principado. Siempre con identidad camuflada fácilmente identificable porque todo el mundo en Mieres sabe quién eres. 
A todo aquel o aquella que se sienta molesto por lo que escribo le diré que estoy dispuesto a discutir sobre lo que sea y si me convence con argumentos puedo rectificar alguna de mis publicaciones, pues discrepar es bueno y constructivo y a veces puede uno tener una visión equivocada de las cosas, además uno no vive de ésto. 
Ahora bien, en mi vida no se mete nadie, sea errática o no, el que esté libre de pecado que tire la primera piedra y yo tengo toneladas de piedras para algunos pues todos tenemos pasado. Pero tranquilo,  de momento sigue sin ser mi estilo. 
Si algún o alguna discrepante se cruza conmigo por la calle no dude en decirme en qué le he molestado y, si procede y tengo tiempo, no dudaré en mantener una conversación tranquila con quién quiera. Nunca he pretendido molestar a nadie, mucho menos a los trabajadores de ningún colectivo y, menos aún, a los que hasta ahora consideraba cercanos. 
Pero espero que lean lo que escribo antes de leer lo que dicen que escribo. 
Y a tí, cúmulo de complejos y frustraciones, te diré sólo una cosa. Podría haber optado por la vía penal pero era darte demasiado protagonismo, así que, sabes dónde estoy, dónde encontrarme, no me escondo en máscaras, Olegario, Mi eres, Pedrito, Goliath o como quieras llamarte según la medicación que no hayas tomado. Sé bien que lo que quieres es que vaya a buscarte yo, y hasta has estado a punto de conseguirlo, pero me dijeron que estabas enfermo, mejórate que te hace falta. 
A tus compañeros de fatigas les aconsejaría que se relajaran, reflexionaran y descontextualizaran de tus desvaríos para que se dieran cuenta del mal servicio que haces a una causa que seguramente sea justa. 
Pero hay gente que contamina todo lo que toca pues su interés no es otro que su propio ego, tal y como has demostrado con creces en todos los sitios por los que has pasado.  
Y, por favor, por lo menos no seas hipócrita y no me saludes cuando me veas, pues el saludo, al menos el saludo, no será devuelto. 


PUNTO Y APARTE

La verdad es que me indigné, y mucho. A nadie le gusta que viertan mierda sobre uno, así, impunemente, de manera vil y cobarde y que, además, la acción delictiva e intimidatoria fuera apoyada por todo un grupo.
Luego comprobé que no era así.
Que el grupo no lo era tanto pues el inductor de todo usa como estrategia la creación compulsiva de perfiles, para hacer bulto y contrarrestar los bloqueos, pero, por el lenguaje, es fácilmente reconocible, use el alias que use.
El corroborar la identidad del "justiciero", del difamador, da más serenidad pues ahora, con la certeza, hay tiempo para reflexionar sobre las medidas a tomar.
No identifico al individuo con el colectivo al que pertenece ni con organización alguna. Quiero que esto quede claro y creo que el colectivo debería hacer lo propio para evitar malos entendidos. Nada más que hablar sobre el tema. De momento.

ACLARACIONES NO MERECIDAS.

No me vais a intimidar. Ya sé de vuestros métodos y lo aficionados que sois algunos a abusar de las circunstancias. Lo de atacarme en las redes sociales con, por ejemplo, lo del Facebook simplemente os define y si así pretendéis lograr apoyos mal camino habéis elegido.
¿Qué más me espera?. Una cabeza de caballo en mi cama no creo pues no trato con más ganado que ciertas acémilas que se empeñan en intimidar a todo el mundo de manera rastrera salvo cuando estaban en algunos carteles electorales de poco éxito.
Si no sabéis leer o no entendéis lo que leéis no es problema mío, pero vuestra furibunda reacción no hace más que ratificar lo que pensaba y lo que piensa mucha gente en este pueblo.
Sé que sabéis dónde encontrarme, no pienso cambiar mi vida por vosotros, en otra época tuve que convivir con otras mafias más peligrosas.
Ahora bien, yo uso la palabra, que veo que molesta, pero también dispongo de otras herramientas. Sólo espero que nadie se equivoque demasiado fuera del vertedero de internet. 

A MIS COMENTARISTAS ANÓNIMOS

He vuelto a habilitar la moderación de comentarios. En primer lugar porque me da la gana y este sitio es mío, en segundo lugar porque no voy a permitir ataques a mi persona por esta vía y menos de quién se parapeta en el anonimato, algunos lo llevan en el ADN, lo de la afición a los anónimos, digo.
Al último, cuyo amable comentario suprimí, también porque me dio la gana, sólo decirle que sí, que uno ha cometido errores de los cuales no está orgulloso ni mucho menos. Si es usted un ofendido por alguno de esos errores no dudaré en disculparme, la vida es así y el que esté libre de pecado, pues eso, pero creo que usarlos como contraargumento a mis opiniones sobre ciertos temas no deja de ser una mezquindad que define a quien la comete. Si le escuece el contenido de mis posts por algo será. Rebátame, critíqueme, pero si desea explicaciones sobre mi vida o cualquier otro aspecto relacionado con mi persona, cítese conmigo y se las daré gustoso. 

FÚTBOL Y SÍMBOLOS, CHURRAS Y MERINAS.

Se escenificó la parodia. Tras las furibundas reflexiones de la heredera de Cibeles, sacerdotisa de lo español eterno y lo liberal a medida, pues se llenó Madrid de forofos de los extrarradios, unos politizados, otros no, pero animados a ello por los sermones de la montaña. Por otra parte, parece que también hubo camisas azules y gomina rancia, que la gente se aburre mucho y tira para lo primero que le ofrece folclore.
Al final hubo himno amplificado y acortado, pitidos y berreos y fútbol. Alegrías barcelonistas y llantos bajo txapela.
Para celebrarlo, el gran Pujol anudó dos banderas, la del Reino de Aragón y la del PNV, asimiladas a ciertos territorios inciertos todavía. Todo un símbolo de unidad. Une más lo anti que lo pro, lo centrífugo que lo centrípeto, el victimismo es más solidario. Si todos fuéramos independentistas acabábamos formando una gran nación.
Una copa del rey antiborbónica, pero no por Urdangarín y la senda de los elefantes, sino por otras fantasías animadas.
Pero es que todo es muy confuso, se nos roba y subvencionamos el latrocinio, se nos recorta de todo y tras las barricadas, por ejemplo las de aquí en Asturias, vemos a algún sindicalista con chófer liberado, que lo cortés no quita lo valiente.
Renunciamos a los símbolos españoles mientras estamos invadidos por los germanos, que son los que ejercen la verdadera soberanía sin que nos demos cuenta todavía.
Pero que nadie se alarme, viene la Eurocopa y, con suerte, el rojigualdismo teñirá la Península.

MIERES NO ES PALERMO.

Se pueden compartir o no ciertos métodos sindicales a la hora de reivindicar y gestionar los conflictos. Por desgracia, en más ocasiones de las que debiera, parece que lo único que fuerza el abrir el diálogo es eso, la fuerza, y vemos como no se encuentran soluciones si no han mediado cortes de carreteras, enfrentamientos con las fuerzas del orden y otro tipo de actos a mi entender nada plausibles. 
Pero una cosa puede ser un corte de tráfico, que no deja de vulnerar los derechos de los demás, pero parece la única salida para que el conflicto tome visibilidad y forzar una negociación, aunque debieran de asumirse por ambas partes las responsabilidades que les correspondan a cada uno. Nadie dijo que la gestión de los conflictos fuera tarea fácil. 
También habría que estudiar la situación de la que se parte para que se genere el conflicto y si éste no viene ya viciado por la coyuntura. 
Sin entrar en más detalles creo que hay líneas que, si se rebasan, convierten una justa reivindicación en una coacción mafiosa y pasamos de los parias de la Tierra a la Ley del Silencio. 
Nunca defenderé ningún tipo de violencia, ni material ni mucho menos personal, pero una cosa es una pitada y un corte de tráfico y otra que le aparezca al empresario o al gestor una cabeza de caballo en su cama. 
Y Mieres vive en los últimos días un conflicto envenenado dónde cierto activismo está usando métodos más que discutibles. 
El panfleto anónimo con calumnias e injurias personales, la amenaza telefónica y el "tuneado" de vehículos particulares mediante sustancias abrasivas, no creo que haya organización sindical que las sostenga y si así se pretenden captar simpatías en el pueblo, en un conflicto con tantos matices contaminados, mal vamos. 
Corren malos tiempos, muy malos, para todos, incluídos los que tuvieron convenios de hasta el 12 %. A nadie le gusta que le toquen la nómina, qué les voy a contar yo que nunca tuve una subida por encima del IPC, sólo congelaciones y sustracción de cartera, pero no se me ocurrió mandarle a ZP una "Monster High" decapitada.