EL CARIZ QUE LAS COSAS ESTÁN TOMANDO

Sin intención alguna de curarme en salud, que tal y como está el ambiente parece que es lo que procede, quiero reiterar mi solidaridad con los mineros en huelga y mi convencimiento de que sus reivindicaciones son justas, toda vez que se oponen a un incumplimiento flagrante por parte del Gobierno, el cual muestra una cerrazón que parece ilógica, y digo "parece" por algo, tratándose de las cantidades de las que se trata. 
A falta de actividades alternativas, en parte por la nefasta gestión que se ha hecho de las ayudas y fondos por parte de todas las administraciones, sindicatos incluídos, está claro que si se cierra lo poco que queda de minería,  a Asturias no le queda ni el recurso de convertirse en parque temático. 
Partiendo de esa base les dejo un mensaje que me llegó por vía "privada" por parte de una amiga que, por tristes razones obvias, no voy a identificar, y que creo que refleja el enrarecido ambiente y la desproporción que está tomando este conflicto en base a razones tan irracionales como la tradición, la emotividad, la épica y el sectarismo más rancio. 
Aquí les dejo su mensaje textual, copiado desde mi facebook y pegado en este blog:

"sobre las fotos que has colgado tenéis toda la razón. Ya ves yo aquí escribiendo un privado porque claro, como no quiero ni puedo apoyar lo que hacen los mineros y decir que en las imágenes de tv y prensa (ahí están los vídeos de lne no veo nada que puedan hacer mal los GRS) veo represión obrera y salvajismo extremo en los mineros no en la policía........... pues ya ves censurada, yo, una mujer de minero prejubilao, sobrina, nieta e hija de un minero que no les apoye..... Yo no quiero, me niego a que mi hijo crezca con los valores de los años 60 quiero que crezca con la no violencia, con el dialogo, con el respeto y con libertad, estamos en el S. XXI, joder, luego pisamos una cucaracha y nos denuncian abandonamos a un perro u nos juzgan pero intentamos a matar a alguien que está realizando su trabajo para mantener a su familia y poder sobrevivir en esta España de castañuela y encima les llamamos asesinos. Así no vamos a llegar a nada. Todo esto me da vergüenza ah y que me desalojen porque estoy "indignada" por no poder hacer ni comentarios en las fotos que cuelgan mis amigos "del otru lau" en el facebook y por no estar de acuerdo con las libertades que ellos tanto proclaman, pero no recuerdan que su libertad termina donde comienza la mia..... Suerte a todos."


 Y así estamos, opinando en privado pues en público te puede traer un disgusto. ¿A alguien le suena de algo esta situación?.
A mí sí, salvando las distancias, de cierta zona próxima en la que la palabra "libertad" sólo se podía escribir "askatasuna". Lugar dónde había ciudadanos de primera y de segunda, los que podían despotricar y los que tenían que callar.
Les dejo algunos comentarios que, sobre las imágenes que publico en esta entrada, hay por la misma red social, todo un ejemplo.


"JA-JAAAAA... Que mala suerte que no fuera un policia empalado".
"La pena es k le dio al coche y no a ellos.... k se jodan"
"grandes los mineros!!"
"Siento alegrarme.... PERO ME ALEGRO, es el débil frente al fuerte !!! Es el pueblo frente al poder !!!"
"hurra oeoeoe"


Éste no tiene desperdicio:


"tenia que aver entrao cristal pa lante y aver dao en el deposito la gasolina y que fueran fumando y explotaran toos por vagos" 


Uno sigue siendo de izquierdas, para sufrimiento propio, sabiendo que le resultaría mucho más cómodo ser de derechas, pero no le gustan los ademanes y las poses de algunos izquierdistas de hoy en día.
El abuso de la demagogia y el victimismo, el sectarismo excluyente, la intolerancia a la crítica, la total falta de autocrítica, la no asunción de las derrotas electorales y otros tics son los que hacen que sienta esta desafección no buscada.
Lo que reflejan las imágenes no son actos de protesta, son hechos delictivos. Si se opta por el delito como medio de lucha pues asúmanse las consecuencias y no hablemos de brutal represión cuando se levantan barricadas y se detiene a simpáticos pirotécnicos.
Este alarde de violencia, de guerracivilismo, de estética del 34 y el 36, no son más que una prueba de que poco se ha evolucionado en la izquierda hispana, con la diferencia que los revolucionarios de entonces no conducían Audis ni se ponían farlopa para la batalla. Quizá orujo y anís de Chinchón. Y quizá sea éste un exabrupto injusto y generalizador, pero también yo tengo derecho a despotricar, cuando se mienta a mi madre un día sí y el otro también y se me desea la muerte con tanto desparpajo.
Señores sindicalistas, muchos de ustedes ya prejubilados y sin sufrir las penurias de la huelga, saben de sobra que se puede sembrar el caos sin matar ni herir a nadie. Controlen a sus "incontrolados", como ustedes dicen, que parece que son "legión" en sus filas, pues si ocurre una desgracia, a ver quién asume responsabilidades.
Ojalá se resuelva el conflicto y ceda este Gobierno ante lo que justamente se le demanda, pero con actitudes como estas acabarán por perder apoyos por mucho que se crean ustedes los amos de la verdad, la justicia y la propia tierra. 
Pero lo más grave es que comience a enquistarse el miedo a decir lo que se piensa, dependiendo del círculo. "Aquí se viene a apoyar, no a destruir" me contestaron en otro foro por opinar. A decir "Amén", a comulgar con ruedas de molino, todo un ejemplo de tolerancia y sentido democrático.
No es ésto por lo que luchó la izquierda, créanme.