CUARTO MILENIO


Miedo me dan los palacios, no lo puedo remediar, y, desde mi descreimiento compulsivo, aun me queda algo atávico que me hace pensar en que algún personaje histórico, viviendo lo que ha vivido, ha debido de dejar restos de su energía, su mala conciencia en forma de ectoplasma o moco verdoso, o sus grandilocuentes proclamas, discursos y conversaciones secretas. Yo que sé si no soy Iker Jiménez.
Bien, pues llevo escuchando psicofonías varios días, cada vez que pongo la radio o la televisión, provenientes de unos experimentos parapsicológicos que se están llevando a cabo en un palacio del centro de Madrid.
Creo que se llama el Palacio Zurbano, o algo así sale en el fondo, en un precioso cartel con la alzada del edificio, cada vez que emiten, en directo o en diferido, alguna aparición fantasmagórica.
Porque fantasmagórica son las apariciones, psicofónicas las declaraciones y aterradoras las consecuencias que el akelarre va a traernos a todos.
Al menos eso me ha dicho mi vidente, que no es otra que mi subconsciente, a la cual le pago poco pues prefiero tenerla dormida.
¿Fenómenos naturales?, ¿paranormales?, ¿almas en tormento?, ¿fraude?. No se, en todo caso, inquietantes fenómenos, sin duda.
Volveremos sobre el tema en la nave del misterio.

5 comentarios :

Adanero dijo...

En programas como el de Friker Jiménez juegan mucho con la credulidad y buena fe del que les escucha. El locutor anuncia que va a poner una psicofonía y dice algo así como: "Fíjense bien como en la grabación podemos escuchar una voz que dice María se te han pegado las lentejas." Y efectivamente, así es. En donde cualquier persona normal simplemente escucharía un rudio sin ninguna definición, el crédudulo (previamente condicionado por las palabras de locutor-charlatán-vende humo) escucha lo de las lentejas y lo que haga falta.
Y esa es la cosa. Que a ver si las voces que nos llegan desde el Palacio Zurbano nos van a querer hacer creer que las lentejas se nos pegaron a nosotros que somos simples comensales, en vez de al jefe de cocina.

Un saludo.
Y preocúpeseme del más acá que al más allá está por ver si llegaremos.

Jesús Herrera Peña dijo...

Juan Luis, redundo en lo que asegura Ángel Adanero cargado de razón, de sensatez y lucidez, para decirte que la farsa que emite Fríker Jiménez, envuelta en papel de seriedad y cientifismo, es la misma que en forma de jocosa coña marinera y sin disfrazarla de otra cosa que no sea humor verdadero, nos ameniza de vez en cuando el televisivo Pablo Motos bajo la definición de "tenientes".

Si en un día de nubarrones negros o blancos en el cielo, te paras por la calle y miras a lo alto y exclamas: "Mira, mira, un guerrero al galope de su corcel" o "mira, mira, la cara de jesucristo", verás como a los escasos segundos has reunido un corrilo de gente en torno a ti que jura y perjura que está viendo al guerrero a caballo o la carita de jesucristo cuando era joven.

Todo eso te lo digo por expediencia. Yo he hecho ese estudio psicológico por las calles.
A los sonidos irreales e imaginados los llamamos psicofonías y a las figuras imaginadas e irreales, por idéntica lógica, habría que llamarlas psicoplastias o qué sé yo qué...

Adanero dijo...

Lo siento Jesús. Si pensabas registrar lo de psicoplastia y sacarte una pasta gansa vediéndole los derechos de autor a Fríker Jiménez, llegas tarde.
http://www.infonegocio.com/tudela2/maciasweb/TEXTOS/psicoplas/index.html

Y para los interesados en tomarse muy poco en serio todo esto de las ciencias paranormales y enigmas varios, os recomiendo que sigáis las diferentes bitácoras y páginas web de la Red Excéptica. A seguir un blog llamado El Retorno de los Charlatanes. Es asombroso como se puede desmontar tanta superchería y supuesto ocultismo usando un poquito la ciencia.
Y a todo esto el señor Nepomuceno quería hablar de los pactos y la economía y le hemos reventado la entrada. Disculpe, caballero.

Anónimo dijo...

Sí, adanero, de acuerdo, pero J.I. Cirac, premio príncipe de Asturias de la Ciencia, en Cuarto Milenio, El Rosas, del CSIC, en Cuarto Milenio, el director antropología de la uni de granada, en Cuarto Milenio, el Martín Loeches, director Neurociencia de la Complu, en Cuarto Milenio...

Es curioso que el currículum de los que van sea mucho más importante de los que lo critican. No hay más que comprobarlo.

Adanero dijo...

No lo niego. Es cierto. Y alguno más que se deja en el tintero.
Y oiga, Obama Nobel de la paz y Mario Conde honoris causa por la Universidad Complutense. Por el currículum, digo. Y que lo mismo el resto de científicos que no han ido, ni irán, ni piensan ir (que serán algunos miles, creo) también lo tienen. El currículum, digo.
Y que el minuto de gloria es el minuto de gloria hasta para el más "pintao".
Yo por salir en la tele hasta soy capaz de darle la razón a usted.

Saludos.