MIERESADO

Aquí estoy, desmadridado, pisando verde de nuevo, tras veinte días de formación desorganizada y, en muchos aspectos, lo peor de todo, desganada. Viejos amigos, amigos nuevos, bares, calles y plazas de barrio, allí quedan. Sigo teniendo aquí lo mío. Aquí se me espera. Familia, bares, calles, trabajo, viejos amigos y algún enemigo. Fue de ciencia el curso que dí, no fue de esgrima, y no se si seguirá certero mi acero aunque si afilado. Por lógica tendría que volver más aséptico, objetivo, analítico, deductivo más que intuitivo. Pero la lógica no suele ir de mi mano. El lunes veremos, y yá les contaré, o no.

2 comentarios :

Fet dijo...

La paz, supongo.

AF dijo...

Es usted de lo más misterioso, don Filo. Por otro lado, ha estado usted a punto de parafrasear a Espronceda ("Sigo teniendo aquí lo mío / cuanto abarca el mar bravío / a quien nadie impuso leyes")

Igual hasta viene a cuento de algo...

Un saludo.