AQUÍ NO

Que no. Que aquí no es el sitio.
Que aquí se admiten hasta insultos pero, por favor, lo personal, personal, queda para otros foros.
Que no.
Que yo seré lo peor del mundo mundial, que se me puede rebatir cualquier cosa que yo escriba, que se me pueden verter miles de reproches a los que, por lo general, no contestaré aunque tenga la saca llena, pero aquí no, aquí no está el saco de las hostias, las hostias me gustan en la cara, a la cara, sin capuchas absurdamente transparentes.
Y seguiré moderando comentarios, publicando la casi totalidad de ellos, pero, guerras ajenas al blog no.
Y exigiré que, cuando menos, los insultos y los despropósitos tengan algo que ver con el post en el que se comenta y, además, que el objetivo sea yo y no terceras personas.
Y no, no se puede dar imagen de condescendencia en vivo y en directo y luego recrearse aquí en el ataque.
No, aquí no. No es el sitio.
Esto es otra historia.