GARZÓN Y LO DE HOY

No creo en las estrellas, ni en los dioses, ni en los héroes. Soy incrédulo compulsivo, qué se le va a hacer.
No mitifico nada, eso intento.
No me alegro de que dos grupos ultra derechistas, de la carcundia patria de toda la vida, la emprendan con un juez con el beneplácito de algún camarada de toga.
Ahora bien, una vez dicho ésto, si Garzón está procesado como imputado, nos guste o no, si somos objetivos y nos atenemos a la legalidad, es lógico que el órgano de gobierno de la judicatura lo suspenda cautelarmente.
Creo que intentar mezclar la resolución de hoy con el complot antigarzoniano me parece poco serio si nos atenemos a los hechos y a las normas a las que todos, incluido Supergarza, debemos atenernos.
Y no, no me alegro, pero tampoco me alegran otras cosas y tengo que joderme. Pero bueno, aparte de Garzón y el Atleti, siempre nos quedará la final de la liga para distraernos del agujero negro que nos absorbe.