ME ENTREGO

Lo reconozco, tengo un salario fijo, ¿fijo?. Bueno, la mayor parte de los años sí, congelado o con subidas por debajo del IPC real y con aumento de retenciones que hacían que perdieras dinero año a año. Pero bueno, eso es lo de menos. Teóricamente era fijo, aunque ahora, históricamente, es susceptible de saqueo a capricho.
Soy culpable, soy culpable de haber preparado y hecho una oposición, recorriendo la geografía de destino en destino, promocionándome a costa de esfuerzos personales y familiares, y siendo, justamente, claro, mal visto por unos y por otros.
Sé que lo correcto hubiera sido haber entrado en una empresa privada que pagara en nómina una nimiedad y el resto en sobres en "B", cuando aquello de la bonanza. Es posible que ahora estuviera parado pero sería mejor visto y menos culpable de la crisis financiera.
Porque los culpables somos nosotros, los funcionarios y los pensionistas en vez de los especuladores y los creadores de burbujas que nos deniegan ahora una hipoteca. En vez de los gestores que dejaron hacer y deshacer a los delincuentes de las fluctuaciones y la usura.
Porque el paro lo provocamos nosotros, los que trabajamos en la administración, que eso de tener una nómina corriente y moliente, con sus deducciones bien especificadas y de cálculo automático, por mor de la hacienda pública, es deshonesto.
Por eso ahora me atracan con un porcentaje aún por definir. Porcentaje que no recuperaré por mucho que nuestra Santa España crezca y vuelva a la Champions League, por mucho que volvamos a las dádivas gubernamentales de algún iluminado para pagar votos no me reintegrarán el importe del atraco alevoso.
Asumo que era necesario y tengo el pleno convencimiento, qué digo convencimiento, tengo fé ciega en que con lo que van a trincar se van a crear puestos de trabajo y se recuperará España del pozo en que la hemos metido los empleados públicos.
Me entrego, fustíguenme en una plaza pública para regocijo de empresarios, banqueros, asalariados y parados. Que la jauría me devore como catársis y consuelo de su nefasta situación.
Tengo, a ser posible, una última voluntad, ¿alguien tiene un cigarrito?. Que con el precio que tiene y en mi situación por fin me estaba planteando dejarlo, haciendo caso a este Gobierno tan benefactor de sus plebeyos.
EmbedTweets by Conseguirfollowers.com

4 comentarios :

Anónimo dijo...

Espero que no sea vd. ni profesor de matemáticas ni notario, porque de números no tiene ni idea y de mentir... más que habla.

Filodespada dijo...

Ilumíneme, anónimo amigo o amiga, y sáqueme del error, pero no me llame mentiroso, que queda mal.

Anónimo dijo...

DESDE MADRID-
Para el anónimo, no me hace falta ni ser matemático, ni físico, ni notario ni catedrático, para ver lo que hay, solo hay que sumar 1 + 1 son dos mas 1 son tres y así hasta el infinito,. Por lo que deduzco amigo anónimo , que es usted otra pobre victima de la LOGSE No se preocupe coja una calculadora y sume. Por cierto esos datos están publicados en el BOE de cada año, la subida del IPC que jamas ha coincidido con la cruda realidad. Atentamente, un visitante de este Blog desde Madrid

El Valín dijo...

Con permiso del primer anónimo voy a hacer unos números.

Imagina que al principio del período tus ingresos fueran de 1.000 euros. Aplícales de forma consecutiva y acumulativa los diferentes Incrementos Salariales y verás que al final del período tus ingresos son de 2.603,16 euros. Han aumentado ¡un 160,3%!. ¡Enhorabuena!

Ahora imagina que los 1.000 euros del principio son gastos. Actualízalos de forma anual y acumulativa con los correspondientes IPCs. Al final del período necesitarás 3.878,06 euros para comprar lo mismo, ¡un 287,8% más!

La pérdida de capacidad adquisitiva en los años de la tabla es pues del 49%, esto es, la capacidad de compra se ha reducido a la mitad, lo que supone que, de media, cada año has perdido casi un 2%. Mientras tanto, los bancos anunciaban año tras año el porcentaje de aumento de sus beneficios.

Ahora, en tiempos de crisis ¿A quién pedimos sacrificio y contención? ¿A los que la generaron? (los cuellos blancos de las agencias financieras del mundo siguen cobrando sueldos espectaculares y la legislación sigue sin controlar sus actividades) ¿o a los que ya están acostumbrados a pasarlas putas?. Pues como siempre habrá que recurrir a los profesionales.