GRACIAS, PRESIDENTE, GRACIAS.

A nuestro Presidente, a parte de nuestros problemas económicos, le preocupan nuestra educación, nuestro bienestar, la energía que derrochamos, la calidad del sexo que practicamos y, como no, nuestra salud. 
Y lo está demostrando con creces con distintas disposiciones que van encaminadas a mejorar la calidad de vida de la ciudadanía.
Las leyes de tráfico que, en breve, no se equivoquen, reflejarán en su articulado que tirarse un pedo al volante distrae y puede provocar accidentes, no son más que un ejemplo de lo que les digo.
Pero no quiero divagar y voy a hacer hincapié en algo que me ha demostrado que estamos ante el mayor genio político de la historia y, con una disposición o un cúmulo circunstancial de varias, puede lograr el objetivo final, siempre en provecho del españolito que vienes al mundo te guarde Dios.
Mi índice de colesterol y triglicéridos ha bajado, ¿por qué?, porque, sencillamente, como menos. De obesidad mórbida, tras el recorte salarial solidario que nos ha dado,  y el que tiene bajo la manga para enero, según las malas lenguas, pues como que tengo menos apetito y como menos. Luzco figura, figura de hidalgo como otrora hiciera Don Alonso Quijano, referente de la hispanidad más auténtica y menos tópica.
Además yo era un pecador irredento. Fumaba como mínimo tres cajetillas de Ducados (producto nacional, no obstante), con lo cual, aparte de matarme poco a poco, daba muy mala imagen para un ciudadano del siglo XXI en esta España nuestra de la Champions League de no sé qué coño.
Me planteé varias veces dejarlo, en serio. Una vez llegué a estar sin fumar hasta un mes, pero, ah, mísero de mí, recaí.
Y no valían argumentos como la salud, la pérdida de gusto y olfato, el amarilleo de la piel, los problemas bucodentales, etc., pues lo mío era compulsivo. Puro vicio pecador e inmisericorde.
Pero, miren ustedes por donde, llega nuestro protolíder y decide, tras varias normas restrictivas que culminarán en enero, a parte de meternos miedo con las mortales consecuencias que nos traerá el humo nicotinado, recortarle a uno el salario así, sin anestesia ni nada, aunque, eso sí, con muchas lamentaciones y gesto compungido.
Así que uno acaba mirando más que a la salud física a la salud económica, que es la que ahora está más jodida al no poder permitirte otras enfermedades.
No contento con eso, en un gesto valiente, de descabello torero, sube de la noche a la mañana el Ducados unos treinta céntimos de vellón, o sea, que el paquetito de tabaco le sale a uno por 600 pesetas de esas que tanto echamos de menos.
6 x 3= 24, así que 2400 pelas diarias de vicio ahumado pa encima matarte. 
Eso, sigan operando que al final sale una paguita que pa qué. 
Así que así llevo un par de días, pasando mono pero orgulloso de la clase dirigente que nos ha tocado en suerte y que tanto vela por nuestros intereses.  
Y en breve, no lo descarten, me quitaré de la tauromaquia que en ello andan. Del sexo ni hablamos.

8 comentarios :

Nicar dijo...

Estamos jodidos. Me da la impresión que dentro de poco no voy a poder degustar les chuletines de cordero...y no lo digo por el precio.
Pido desde aquí (je,je) el derecho de los ciudadanos a rebelarse en contra de las autoridades ante situaciones de restricción o eliminación de derechos y libertades civiles.
Pues eso. A revelarse y pronto.

Xano dijo...

Todo muy bien, pero la cajetilla de Ducados, permita dios la pongan a mil duros.

Si tenéis pa fumar tanto, y encima pa "invitarnos" a todos los demás queramos o no con tanta frecuencia, abundancia y generosidad, en todas partes en las que una ley no lo prohíba explícitamente negro sobre blanco y sin posibilidad alguna de interpretación retorcida del tipo "esto no es un espacio cerrao, que ahí en la paré hay una grietuca", es que podéis pagar mucho más entovía. Hasta que os vea fumar con escafandra pa que no se escape ni gota de fumo, es que está barato.

Nicar, la norma no es restrictiva; es una liberación, una ampliación de los derechos y libertades civiles para todos. No te van a quitar de fumar, igual que no te quitan de mear y cagar. (Hombre, respecto al momento y el lugar... desde pequeñitos nos enseñan ciertos detalles, y no nos parece un ataque a los derechos civiles.)

A chuletines de corderu seguro que no invitas a todo Dios cada vez que las comes, y mucho menos se las embutes por la napia al comensal de al lado, así que cómeles hasta que te estalle el rabu, como se decía en mi casa.

Ah, y Filo, ¿de verdad practicas la tauromaquia? Pues ye malísima: te clavan banderillas, y al final, ganes o pierdas la partida, te matan igual, posiblemente en varios intentos. Así que déjalo cuanto antes.

Filodespada dijo...

Ay, amigo Xano. Gracias por velar por mi salud, como mi querido Presidente.
En ello estoy, en dejar de fumar para no hacerme daño a mí, a mi economía y, en último lugar al resto de los mortales que no dicen nada de los humos de los autobuses o de las térmicas pero les molesta que alguno eche un pitín.
No hace falta tanta beligerancia, hombre, que es éste un lugar de diálogo y de buen rollo, se comparta o no lo que en él se escribe.
Lo de la tauromaquia viene de una cultura mucho más sureña y atrasada que la asturiana, hasta ahí podríamos llegar, pero que compartieron gentes como Hemingway, Picasso, Lorca, etc., etc., pero claro, sé que es políticamente incorrecto y aquí se matan los corderos a besos.
No obstante no suelo ejercer de toro, ni de torero tampoco, por mucho que a alguien, a veces, le puedan picar los cuernos. Soy mero espectador, hasta que lo prohíban gentes tan desarrolladas como tú.
Un saludo.

Xano dijo...

No quise ser beligerante; quizás el tono ha sido demasiado familiar sin haber confianza suficiente. Perdonadme.

En los debates sobre tabaco, toros, ecologismo, religión, política y algún otro sólo pediría una cosa: que no se atribuyan al discrepante ni intenciones que no alberga ni argumentos que no ha utilizado. Se pierde mucho tiempo desmontando falacias.

Es una falacia que quienes se quejan de tragar humo ajeno "no digan nada de las térmicas ni los humos de los autobuses". Y como es simplemente mentira, no insistiré mucho en ello. (Y aunque fuera verdad, que uno fuera incoherente como persona no le impediría tener razón en alguna de las posiciones incoherentes que mantiene; de hecho, si se contradicen, *por fuerza* tendría razón en alguna.)

También es una radical mentira que nos moleste que uno eche un pitín; el argumento es tan inconsistente como si estando de uniforme le afeas la conducta a un exhibicionista de colegio, y este te salta con que eres un intolerante con su forma de disfrutar del sexo. No es eso.

Respecto a los animalicos, decir que Hemingway, Picasso y Lorca no eran modelos a seguir en nada, excepto (y discutiblemente) escribiendo o pintando. La estética del toreo la percibo y entiendo perfectamente, así que en eso vamos a tener una conversación muy aburrida, porque estaremos de acuerdo. Tampoco es eso.

Si los pitinos se mascaran, y el toreo fuese un baile/deporte/juego/ceremonia/oloquesea sin descuartizamientos en vivo, verías que no somos prohibidores ni nos metemos en la vida de nadie.

Filodespada dijo...

Amigo Xano, una vez que percibo un cambio de tono, mucho más apropiado para este humilde foro, le diré un par de cosas para intentar zanjar el tema.
En este blog, uno, lo único que pretende es desahogarse de la actualidad diaria y para ello desvaría, quizá demasiado, pero hay lectores a los que les gusta precisamente eso, el desvarío, con lo cual yo disfruto y algún lector también.
Bajo ningún concepto pretendo imponer mis opiniones y suelo estar abierto a cualquier debate, siempre que éste sea posible.
Lo de fumar, estando uno de "mono", no es más que un exabrupto y siempre ha intentado molestar lo menos posible a los demás con sus malos humos.
Lo del toreo es un debate inútil, todavez que siempre tendrá razón el antitaurino pues, efectivamente, hay un animal que sufre en público y es muerto a espada. No pretendo justificar lo dificilmente justificable. Me gustan los toros, tal y como se celebran ahora, y reconozco que carezco de argumentos de peso para defender mi postura así que desisto. Me seguirán gustando sin tener que razonarlo ni defenderlo.
Es usted bienvenido a esta casa y espero que retorne pues, por lo que leo, parece que estoy en desventaja pues usted sabe quién soy yo y yo no sé a quién me dirijo.
No obstante, un saludo cordial.

Xano dijo...

Sólo por su tranquilidad (que uno nunca sabe qué clase de pirao está detrás de un nick), diré que no lo conozco de nada más que de cibertratarle aquí (y, que yo sepa, viceversa), y nunca le he visto en el real world. Por eso puse un nick aleatorio. Pero para que estemos empataos del todo, yo escribo en este (no merece la pena que se lo lea, lo pongo sólo como aval).

El Valín dijo...

Estaba esperando que alguien lo apuntara para no ser yo el que siempre toca los ...ones con los numeritos, pero como nadie se anima ahí voy.

Dice usted:
"6 x 3= 24, así que 2400 pelas diarias de vicio ahumado pa encima matarte".

¿6 x 3 = 24?. Será "el mono".

Prohibido dijo...

Desde la Plataforma Prohibido Prohibir pensamos que la base de la convivencia entre fumadores y no fumadores está en la educación, el respeto y la tolerancia recíprocas. Una prohibición total tendría unas consecuencias tanto sociales como económicas desacertadas.

En el siguiente enlace os dejo un vídeo que, además, pone de manifiesto la falta de verdad de las cifras manejadas desde el Ministerio de Sanidad con las cifras que se dan en la realidad:

Ver vídeo

Cordiales saludos