KEPA DEL HOYO HERNÁNDEZ. (Algo personal)

Dicen que el tiempo lo cura todo, yo no lo creo y hay males traumáticos que retornan cada cierto tiempo a modo de tsunami cargado de sales de vacío. No quise desde entonces volver sobre la herida ni recrearme en los autores de la hazaña que, quizá, más marcó mi existencia. Pero ayer algo me llevó a navegar la red y a precisar verle de nuevo la cara.
Este chico de la foto, yá no tan chico pues en la actualidad está algo desmejorado, algún que otro día, me puso algunas cañas, me sirvió algún plato de menú y respondía a algunas bromas que le hacía mi amigo Modesto que le vio crecer en el barrio obrero de Santutxu. 
Yá apuntaba maneras de acémila, sobre todo al acoger la típica uniformidad de todo proetarra que se precie, por mucho que uno tenga unos apellidos de poco pedigrí étnico. Quizá fuera eso lo que le llevó a reafirmarse para alinearse con la barbarie. 
Este hijo de puta, al menos quince días antes de consumarse su horrenda catarsis de integración en la manada, también me sirvió alguna caña pero, esta vez, ya había forzado o había colaborado para que forzaran la cerradura del Rover en el que monté durante todo un fin de semana. El Rover de mi amigo porque, según él, era más seguro usar el suyo que el que llevábamos, portador de una españolísima matrícula de Madrid. Alguna discusión con Modesto me costó el que no reparara la violentada cerradura, hecho que atribuía a algún choricete del barrio.
Tras quince días, un diecisiete de febrero, gracias a la infamia y cobardía de la alimaña de la foto, el Rover voló por los aires y con él mi hermano Modesto Rico Pasarín, nacido en Bilbao, criado en Santutxu, vecino de su verdugo, el mismo verdugo que se podía haber colgado más medallas días antes llevándose por delante a tres policías y un civil que circularon por Vizcaya en el malogrado Rover. 
A parte de hijo de perra debía ser vago hasta para asesino pues no fue a buscar a su víctima muy lejos, fue a lo fácil, a lo cercano. 
Por desgracia y para más INRI, el energúmeno nació en Almendralejo y no en Galdákano, tal y como consta en su ficha de martirilogio (reinventando las biografías), y ahora debe andar por la cárcel de Badajoz, contaminando el aire honrado de mi tierra con su aliento de reptil pútrido. 
Algo me llevó a acordarme de tí, rata comemierda. Quizá sea el que de nuevo esté tu foto por los ayuntamientos "democráticos" en los que la nueva franquicia gobierna. Quizá sea eso o que precisaba vomitar las bilis que provocaste. 
Mi mejor deseo para tí, pésimo camarero, es una muerte dolorosa por algún mal incurable, tan incurable como el cáncer que se extiende de nuevo por la cuna de la infamia. La misma infamia que hacía que los que se decían amigos se escondieran para no salir en la foto de un funeral por un hombre honrado. Que te hagan homenajes y que se vean crespones negros en las ikurriñas de los balcones de las gentes de tu baja calaña. 
En tanto eso no ocurre, yo, de momento, me he quedado algo más a gusto.

13 comentarios :

Anónimo dijo...

Y te has quedado corto a la hora de calificar a ese hijo de la gran puta. Lo que mas jode es como se tienen que estar riendo el y toda su cuadrilla de asesinos de la gran jugada que han hecho

suhar dijo...

ese supuesto hijo de perra es el padre de mi mejor amigo facha grandisimo hijo de puta

Filodespada dijo...

Mucho habéis tardado, ratas, en aparecer por aquí a dar muestras de vuestra ansia de paz. Pues mira, si él es el padre de tu mejor amigo, al menos él pudo tener hijos, no como mi mejor amigo.
Los insultos, cuando vienen de dónde vienen, me resbalan bastante.
He podido no publicar el comentario, pero así se ve la calaña.
Agur.

Filodespada dijo...

Por si acaso, para que conste:

Bilbao, Pais Vasco, Spain
IP Address:
Euskaltel (85.84.224.20)

Anónimo dijo...

Hijo de puta tu subnormal! Si hizo eso sera por alguna razon, aupa suhar!

Juan Luis Nepomuceno González dijo...

Otro descerebrado. Haz un favor al mundo y revienta.

Anónimo dijo...

Revienta tu jilipollas!

Juan Luis Nepomuceno González dijo...

Te equivocaste de foro, cantamañanas. Aquí no vas a meter miedo.

Fernando Martínez Mata dijo...

Como siempre, las ratas valientes, en "anónimo", no daran la cara nunca.

Fernando Martínez Mata dijo...

Como siempre, las valientes ratas euskaldunes, en "anónimo".

Javier Mandingorra dijo...

Los que justifican el asesinato etarra son unos descerebrados. Todo asesinato es deleznable y estos pro etarras a demás de merecer todo tipo de insultos no tienen dos dedos de frente son cromañones.

hilario el de los cementos dijo...

Mi más sincero pésame a la familia del policía asesinado hace ahora 20 años y a todos los que el terrorismo les toco de alguna u otra manera
Esperemos que jamás tengamos que lamentar ninguna víctima más y que los vascos sepáis y podáis vivir tranquilos

Shurmano Huan dijo...

Menos mal que cada vez son menos los que apoyaban estas barbaridades, por llamarlas de forma sutil y educada. DEP.