LA LEY ELECTORAL DESDE EL PUEBLO PROPIAMENTE DICHO

Que digo yo, que ahora que se habla tanto de que si la ley electoral pacá que si la ley electoral payá, pues que no me quedo yo sin decir alguna cosa porque será menester que uno también opine que pa eso pasa tiempo delante del chisme este navegando, yo que soy de secano, por la internet.
Y parece que puede que tengan razón los que defienden que todos los votos de los españolitos que vienen al mundo los guarde Dios, valieran lo mismo. Un ciudadano, un voto.
El Congreso de los Diputados, que parece ser lo que importa pues del Senado no se habla más que pa decir cosas malas, es la cámara que representa a los ciudadanos y dónde se debaten los temas del Estado.
Bien, pues si va de Estado la cosa, lo de los territorios debiera ser secundario. Vamos, que qué más da que Rubalcaba, muy gaditano él, vaya por Cádiz. Que no, que los diputados debieran ir en bloque para todo el territorio pues al final las listas sirven para que los partidos distribuyan a su gente sin tener na que ver de dónde sean uno u otros.
Además, así se las ponían a Felipe II, que los partidos hagan las listas por comités regionales, con la proporcionalidad que se les ocurra, y punto. Total, al ciudadano de la calle, el que no va tener escaño ni Cristo que lo fundó, se la trae muy al fresco quién va de su provincia y quién no, que lo que elige en las generales es quién quiere que gobierne, nos saque de la ruina o nos acabe arruinando de una puta vez.
Una circunscripción única, se cuentan los votos y se reparten los asientos, coño, que no es tan difícil. Así, digo yo, obtendría mayoría el más votao por el conjunto de los españoles, después el segundo y así, como está mandao. Y no pue ser que uno que tiene más votos tenga menos asientos porque el otro los consiguió tos en una provincia concreta.
Que claro, que los territorios y tal, pues na, coño, pues se reforma la Constitución, que últimamente lo hacemos con mucha soltura, y el Senado lo dejamos para representar a las Comunidades Autónomas, pa que allí se explayen el Durán, el Antigüedad y otras reliquias ladilleras.
Pero cuidao, que alguno que ahora defiende lo que yo digo, cuando le parece, bien que se arrima a los centrífugos pa sacar tajá.
Así que defiéndanse las cosas pero con coherencia, no vaya a ser que ahora sí, cuando a mí me jode, y ahora no porque me jode también.
Perdonen la grosería, la blasfemia y el mal hablar pero es que uno cansa de tanta tontuna con lo sencillas que pueden a llegar a ser las cosas.