CUANDO LA PENA...

En tierras acostumbradas a ser regadas a sangre y abonadas a carne cercenada. Donde la razón se gana a metralla, un golpe seco de odio arcano se ha llevado la vida de seis soldados españoles. Españoles todos pues servían bajo la bandera que, guste o no, nos representa a todos y a todos nos representaban estos jóvenes en el lugar donde han muerto cumpliendo con la misión encomendada. Por favor, señores políticos, si es que son capaces, respeto y silencio.

1 comentario :

Un oyente de Federico dijo...

Son pocas las veces que uno se siete orgulloso de ser español y una de esas pocas es cuando veo a esos chavales partir, mal equipados y mal respaldados, para interponerse en esas guerras que dejaron de hacerse en los campos de batalla para darse en los hogares.

Querría decirle a sus padres, que mi orgullo viene dado por saberme participe de un grupo social que da individuos como sus hijos.

Y que ojala sus hijos pudieran estar orgullosos de mi, de mi familia y de mi gente.