LA MIERDA FLOTA

La basura suele flotar, por mucho que la lastren para hundirla, al final acaba emergiendo y extendiéndose tapando la luz que pudiera llegar al fondo. Una piedra, sin embargo, recia y honesta, acaba siempre en la profundidad sin remisión. En una charca, que es lo que puede ser mi "oficina" en estos días, que es un pequeño hábitat, nunca verán las piedras ni los cantos rodados, sólo deformados por la trayectoria y el desgaste, lo que verán, sin duda es la basura como balsa por encima de la solidez. Basura vistosa y multicolor pero mierda al fin y al cabo.