SAFARI FOTOGRÁFICO A LA ASTURIANA

3 comentarios :

Guti dijo...

Conozco a algún que otro buen hombre que es cazador. Y se pasa el día buscando miras telescópicas, y escopetas, y eso.

Pero aunque lo intente, nunca he conseguido entenderlo.

Sé que tenemos que comer, y defendernos, y esas cosas. Y eso a veces implica matar. Por necesidad, por subsistencia.

Pero no entiendo, ni quiero entender, cómo se puede matar por placer. Tener la suerte de ver un venado, en libertad, y que la mejor idea que a uno se le ocurra en ese momento sea pegarle un tiro.

Los paisajes están muy bonitos, pero esas fotos de dos docenas de personas tan ufanas por haber destripado a tiros un jabato, o haber cazado un raposo que no levanta un palmo del suelo... lo siento, con todos los respetos (¡estoy seguro de que casi todos ellos son grandes personas!), me resultan verdaderamente patéticas. Me repugnan. Me repugnan los todoterrenos metidos por el monte, el plomo y la mierda y las colillas repartidos por ahí. Los walkie talkies, las armas.

Es matar por placer. No consigo ver una gran diferencia entre esto y lo que hacen unos niños que matan gatos en un callejón. Esta es la versión adulta del juego, nada más.

Pero bueno, será como lo del toreo, que no aprecio el amor por la naturaleza que implica el clavarle cosas.

Dicho con la mejor intención.

Jesús Herrera Peña dijo...

Estoy al 101% de acuerdo con lo que dice Guti (comentario nº 1) y veo superfluo añadir nada más de mi cosecha.

Filodespada dijo...

No me gusta la caza, me limité a ser testigo gráfico pero tampoco intento justificarme.
Me gustan los toros, y no discuto con ningún antitaurino porque él tendrá siempre más argumentos que yo.
Gracias por comentar