PATXI LÓPEZ VERSUS IBARRETXE. EL RETORNO DE LOS SITH'S

A quien tuviera alguna duda, ya se han despejado.
Tenemos Ibarretxe para rato si Patxi López no lo remedia. Y esta vez sí, sí puede remediarlo convenciendo al votante con otra forma de hacer política, centrado en los problemas reales de los ciudadanos y no en las alucinaciones trasnochadas y empecinadas a las que nos tiene acostumbrados aquél que tuvo que aprender euskera para presentarse a las elecciones.
Alucinaciones alejadas de la calle, de la mayoría de la calle, y peligrosamente cercanas y complementarias a las de aquellos que han querido convertir el País Vasco en el Líbano europeo.
Patxi López bien puede gobernar. Puede ganar y liberar a los vascos de la asfixiante presencia de Sabino.
Puede liderar un movimiento social, ético, cultural y político que traiga la verdadera normalización y la disipación del "conflicto", sin más exclusiones y sin más excluidos que los excluyentes.
Pero claro, mi escepticismo está ahí y, ya saben muchos de ustedes, me cuesta enormemente dar cheques en blanco a nadie.
Si gana Patxi López, es probable que lo haga con margen insuficiente para gobernar en solitario. Ahí vendría la nueva encrucijada.
¿PP o PNV?.
El PSE es de izquierdas, ¿no?, y ninguna de las dos alternativas lo es.
¿Con quién tendría, entonces, más cosas en común, más objetivos a compartir?.
¿Dónde está el "Lado Oscuro de la Fuerza?
Por favor, ilústrenme que, muchos de ustedes saben, seguro, mucho más que yo, o al menos tienen las ideas mucho más claras y, en estas cosas de la política, me da a mi que nada es lo que parece y los caminos de la "Lehendakaritza" son inescrutables.