ANOCHE TUVE UN SUEÑO

Anoche tuve un sueño. Un sueño en duermevela mientras, de fondo, se oía la programación especial de Radio Nacional de España con motivo de los comicios a Emperador.
Anoche tuve un sueño y vi la Casa Blanca ocupada por una familia negra, más o menos descafeinada, y era como si fuera lo más normal del mundo, como si en Estados Unidos fuera natural, desde siempre, que un hombre de raza negra, aunque fuera a pinceladas, ocupara el despacho oval.
Vi a Zapatero, sentado en un saloncito presidencial, junto a Barack, tomando chupitos con los pies encima de la mesa de centro.
Vi a Chávez cantando rancheras en el comedor de gran gala mientras el flamante presidente americano sonreía, entre bostezo y bostezo.
Vi a Zapatero, Obama y Sarkozy, junto a otro presidente indefinido, en una reunión en un archipiélago atlántico, decidiendo una necesaria intervención militar en un país, en defensa de los desheredados y de sus libertades. Vi la unificación de África y la erradicación del hambre y las tiranías.
Vi una Asamblea de la ONU en la que, sin derecho de veto por parte de nadie, se tomaban decisiones vinculantes en beneficio de la humanidad y del Planeta, por mayorías proporcionales a la población de los Estados. Vi, como no, a Ibarretxe envejecido, sacando una pancarta en mitad de dicha asamblea con el lema "Por el derecho a decidir de los vascos del mundo", siendo expulsado por servicios de seguridad, como el viejo trastornado que es.
Vi la abolición global de la pena de muerte.
Vi..., vi tantas cosas..., vi tanto que desperté descreído y escéptico.
 

1 comentario :

Adanero dijo...

No tengo la menor duda de que ayer se le fue la mano con la cena y luego pagó los excesos en sus sueños.
Cuando se despertó esta mañana ¿el mundo seguía siendo el mismo?

Un saludo.