PEQUEÑA BLASFEMIA REPUBLICANA

Felipe: “Aquí la Virgen de Atocha, aquí la Infanta Sofía”.

Vírgen: “Encantada”

Sofía: “Igualmente, pero ¿qué es una Virgen?”

Virgen: “Es muy largo de contar, además tú eres muy pequeña para entenderlo”.

Sofía: “Yo seré muy pequeña pero usted es una antigua”.

Virgen: “Oye, mocosa, un respeto que estás en mi casa. Yo seré antigua pero tú y tu familia no pertenecéis a una institución precisamente moderna. Además ahora os cuestionan hasta los más “carcas”, solo tienes que oír la radio de los Obispos, que no dejan de ser subordinados míos.”

Sofía:  “Pero mi papá va a ser Jefe del Estado”

Virgen: “Y mi hijo es Dios”.

Sofía:  “Pues sepa usted, buena señora, que su hijo, si es que existe, está demandado en los Estados Unidos, y a lo mejor acaba en el “trullo” o en Guantánamo”.

Virgen: “Ya lo sé, niña lista. Hemos pasado por eso antes, con otro imperio, y no nos coge de sorpresa, además, al final, no sin sufrimiento, mi hijo salió airoso. Fueron tiempos “apasionantes”. Esta mañana me llegó la citación, pero viniendo de quien viene la demanda, un negro, rojo y ateo, qué se puede esperar.”

Sofía: “Me da a mí que es usted un poco facha”.

Virgen: “No, si ahora resulta que tú vas a salir bolchevique, lo que me faltaba por oír, además ¿no eres muy pequeña para hablar?”.

Sofía: “Seguramente que sí, pero no olvidemos que usted no es más que un muñeco de madera y, salvo los de José Luís Moreno, los muñecos tampoco hablan”.

Virgen: “Pues tendrías razón si no fuera porque esto no es más que una pesadilla, un mal sueño de tu padre, que no tardará en despertar entre sudores fríos, cuando lo llame la periodista reciclada esa que tienes por madre”.

4 comentarios :

Maripuchi dijo...

Que sepa usted, don Filo, que va a ir al infierno por esta irreverencia.

Gracchus Babeuf dijo...

Pobre Sofía: wkmkgQue le explique su madre qué es una virgen.

Naveganterojo dijo...

Jua,jua,jua,¿esto cuando lo has soñado,despues de haberte bebido siete cervezas?.ja,ja,,muy bueno.

Filo de Espada dijo...

Doña Maripuchi, no tiene de qué preocuparse, hace años que reservé plaza, no vaya a ser que haya overbooking o como quiera que se escriba.
Don Gracchus, no me sea usted pendenciero, que una cosa es el republicanismo y otra interesarse por los antecedentes sexuales de la princesa, que parece usted Jorge Javier con la tomatina.
Don Navegante, puedo prometer y prometo que no lo había catado cuando lo escribí. Al terminarlo sí necesité varias birras para recuperarme de la paranoia.