IUSTITIA

- Señoría...
- ¿Qué pasa ahora?, ¿no ves que estoy más liado que la pata de un romano?... Hablando de romanos, ¿te acuerdas del nombre del general romano que torturó a Santa Eulalia en Mérida?. Bueno, ya hablaremos de ese tema... A ver, ¿qué quieres?.
- No nada, ya veo que no para, Señoría, y tanto trabajo no es bueno y le va a dar un mal, como dice mi madre, pero, que, decía yo si vamos a hacer algo con los islamistas detenidos.
- ¿Qué islamistas?
- ¿No ve como no está a lo que tiene que estar?. Que va a tener un disgusto más grande que el Tirado ese de Sevilla. Los islamistas que se detuvieron el fin de semana, que habrá que mandarlos a casa o a prisión, digo yo, que no podemos tenerlos aquí hasta el Ramadán.
- ¿Islamistas?. ¿No serán de la Guardia Mora de Franco?.
- No, Señoría, no se me obsesione que como se le meta algo en la mollera... Son de los que ayudaron a fugarse a los del 11-M y financiaban a Al-Qaeda.
- ¿Tienen algo que ver con el alquiler del Dragon Rapide?.
- No.
- Pues que queden en libertad y ya les citaré.
- Joer, Señoría, con la parafernalia que se está montando con su última ocurrencia, con el despliegue que montamos en varias provincias y la repercusión mediática, y la perra que ha cogido con juzgar a todo bicho viviente o difunto, pues la vamos a tener.
- Yo sólo me debo a la Justicia Universal.
- Ya, pues eso. Que digo yo que cuando va a empezar con el Holocausto.
- La verdad es que, lo de Núremberg no quedó muy claro. Tengo que estudiarlo, no te creas.
- Bueno, Señoría, suelto a los "moritos" y me voy a tomar un café, que estoy de huelga solidaria con la secretaria de Tirado, que cualquier día me mete usted en un lío y, al final, las hostias siempre las lleva el más débil.
- Vale, anda, antes de irte traeme el legajo de la ejecución de Mariana Pineda y el expediente de Fernando VII y los "Cien Mil Hijos de San Luis", que quedan algunos flecos.
- Y no querrá también el Evangelio de San Mateo, que ahí hay mucha miga, Señoría, mucha miga.