ATRACO AL CHALET

Si es por pasta, no te preocupes, colega, que para eso están mis viejos.
No, tío, si yá sé que no me van a untar lo que les pida así, a la primera de cambio, menudos son. Aunque me han tenido en palmitas toa la puta vida no van a tragar con que les pida un pastón pa farlopa.
El sistema es otro, más fácil, tronko, tu no te rayes y consigue un par de pasamontañas aparentes. Entramos por la noche, cuando estén sobaos, tío, y les damos la del pulpo, que así me desahogo de paso, y cuando estén amarraos les levantamos el parné. Que además sé donde lo guardan. Al final habrán sido unos rumanos o kosovares de esos que están de moda los que carguen con las culpas.
Pero hay que darles bien, eh, no te me achiques, que esas bandas son muy violentas y tenemos que hacer el paripé. Hay que dejar a mi viejo como al José Luis Moreno ese por lo menos, que mi viejo es muy burro y como pueda nos arremanga una hostia que nos desmonta.
Qué cojones, y si los liquidamos mejor, que así heredo chalé y pasta pa los restos y yá cazarán los maderos alguna banda de esas del Este que cargue con las culpas.
Pero cuidao con mi viejo que es muy animal, que si encima nos descubre no tenemos mundo pa correr, tío... 
De ésta esnifamos por un tambor de Colón, tronko, que la familia es la familia.