LA PASIÓN A FILO DE ESPADA

El mundo cambiar quería, más o menos como Obama pero le hicieron la cama, y un iscariote le vendía. Otro, cabezón, le negaba antes de cantar el gallo, hizo de su capa un sayo, y el Vaticano fundaba. Una vez crucificado, muerto y bien muerto yo creo, que lo de resucitar no lo veo, resultó mitificado. Y el mensaje difundieron doce vagos de la cope manipulándolo a tope, y así a todos nos jodieron. Y lo que eran razones para al prójimo amar, se tornaron en odiar al distinto y los condones. Y lo que era rebelarse frente al poder y sus abusos se tornó en medrar al uso de a los ricos adosarse. Se olvidaron de alpargatas y defender a prostitutas, volviéndose hijos de puta engalanados de oro y plata. Y ahora la imagen sacan del, por rebelde, torturado, a sus conciencias dan lavado, mas sus miserias destacan. Y bendicen ejecuciones y condenan el aborto y se atiborran de oporto y nos tocan los cojones. PUBLICADO AQUÍ