MISERABLES

Volver a casa desde el infierno. Volar en lo más barato, con los alambres asomando en los neumáticos del tren de aterrizaje. Es igual, lo importante es el regreso. Turquía como último destino fatal, morir en acto de servicio. Puede que alguien robara algo con la contratación de la tartana alada. Lo que es cierto es que robaron los nombres a los cadáveres. Robaron sus muertos a las familias. "Total, están muertos, qué más les dará a las familias enterrar a uno que a otro, lo importante es el funeral de Estado, que todo salga bien, que no den mucho la tabarra y que nos quitemos el muerto, nunca mejor dicho, de encima", podría haber dicho o haber pensado alguien de verbo barroco, aficionado al "fuerte viento de Levante" y a la reconquista de islotes, "manda huevos". "Dulcificar", dijo el General pelota. Miserables.

3 comentarios :

Fet dijo...

Hijos de la grandísima...

Juan Luis Nepomuceno dijo...

...PUTA

Un Oyente de Federico dijo...

Si, miserables y repugnantes.
Escuchar en boca de altos mandos, responsables de las vidas de personas que tienen como misión obedecerles, lo que hemos escuchado durante este juicio es algo más que terrible.
Podemos esperar, la experiencia lo demuestra, actitudes similares o peores en los políticos —de Trillos quedó más que demostrado— que son capaces de cosificar en votos tragedias y padecimientos, pero de los militares no lo esperaba.