FOTOS Y FOTOGRAFÍADOS

Cada vez que se visita otro país es muy típico hacerse fotos. Hacerse fotos simpáticas, con jóvenes exóticamente ataviadas, acompañadas de un señor, empresario encima, no mucho menos exótico. Hacerse fotos en nombre de la igualdad y la solidaridad y, puede que, ingénuamente, caigamos en el error de hacernos la foto con el símbolo de todo lo contrario. Con el símbolo de la explotación de la mujer, de la explotación del obrero, de la pederastia institucionalizada, etc. Puede ocurrir que nadie nos haya avisado convenientemente y la caguemos.
Y es que hay que saber, en la era de la imágen, con quién se retrata uno, quién te retrata y con qué objeto.
Ésto no ocurre solo en la política. Los adolescentes, por internet, cuelgan alegremente sus fotos en fotologs, dando sus datos, y acompañados de lo mejor de cada casa. Hay incluso alguno que otro que se dedica, hasta que es descubierto, a colgar fotos de los demás jóvenes de la localidad, de los que no le gustan al autor/autora, sin consentimiento alguno y con el objeto de injuriarlos y difamarlos.
Supongo que es una práctica extendida por la web pero hace poco me topé con uno de estos ejemplares en el ordenador, que era además de Mieres.
El encabezamiento rezaba idéntico al lema municipal "Por un Mieres más limpio", pero el sentido era evidentemente otro. Era ridiculizar, difamar, insultar, en lenguaje SMS, como no, a distintos jóvenes de la localidad, de los cuales obtenía las fotografías mediante amables colaboradores/as, ansiosos de venganza. Pretendía, con su "heróica" actitud, "limpiar" Mieres de lo que ella considera "flipaos". Gente que no viste a su gusto, que no actúa con la elegancia que al parecer actúa ella. Vamos, toda una Karmele local del Fotolog.
Aparecían términos tan poéticos como "chupapollas", "bollera", etc., etc., todo con faltas de ortografía y muchas "K", como no podía ser de otra forma.
Me pareció gravísimo lo que veía y lo que leía, pero quizá era más indignante y preocupante ver como se llenaba el cupo de comentarios a cada entrada, alabando la "gran labor" que hacía la infame autora, pues es chica.
Pero héte aquí que apareció un tal "cazabocazas" que algo haría para que la perversa doncella se replantease su actividad llegando a cerrar la página, no arrepentida, por supuesto, pero algo inquieta.
Lo alarmante es que no fuera el propio alojamiento web, www.fotolog.com el que lo hiciera en respuesta a las múltiples denuncias online que sé se realizaron. Sé que no debe ser fácil actuar contra toda la porquería que circula por ahí, pero estamos llegando a un punto en que nuestros jóvenes, como esta chica ignorante y soberbia, se creen con derecho a injuriar y difamar por la red, y su argumento, cuando contestaba a los pocos comentarios desfavorables que aparecían, era tan elaborado como "si no te gusta no entres".
No obstante, padres de Mieres, sepan ustedes que tienen muchas posibilidades de tener las fotos de su hijo/a circulando por la red. Fotos, en muchos de los casos, más que comprometidas.
Es lo que tiene hacerse fotos sin saber con quién y quién las hace. ¿No es así, Mari Tere?.
Y la que parece que no quiere retratarse más con Rajoy es María, y ha revolucionado las huestes tanto que hasta habló la "Botella". Y la foto del PP aparece nublada cuando menos, o movida, desenfocada, quizá sobreexpuesta.