ESPÍRITU NAVIDEÑO

El Ministerio del Interior, con motivo de la campaña navideña de prevención del delito, ha detectado la presencia en nuestro país de numerosos miembros de una banda organizada proveniente, casi con toda seguridad, del norte de Europa. La especialidad delictiva de estos individuos es el robo en domicilios mediante "escalo" y se caracterizan por usar para sus fechorías un uniforme extraño y ridículo de color rojo. Además todos son de avanzada edad y tendencia a la obesidad, con una poblada barba blanca y su coartada, una vez que son detenidos, es siempre la misma: Manifiestan intentar entrar en los domicilios a dejar regalos a los niños de la casa por Navidad, cuando todo el mundo sabe que en este País, desde antaño, los únicos autorizados para tal menester son los Tres Magos de Oriente. Ëstos manifiestan estar indignados con los nórdicos ya que ellos ejercen su actividad dentro de la legalidad y cotizando a la Seguridad Social y Autónomos, estando, hasta Baltasar, regularizado por el Señor Caldera.
En el País Vasco, la Consejería de Interior dice temer que "El Olentzero" opte por tomar otras medidas más radicales para defenderse del intrusismo. Según Balza "bastante nos costó que tolerara la competencia de los tres españolistas monarcas".
A pesar de lo que diga el Ministerio, se denota cierta pasividad policial pues nada más que hay que mirar a las ventanas de los hogares españoles para darse cuenta de la invasión de estos individuos que no dudan en utilizar a menores para sus fechorías, dada la diferencia de estatura que se puede apreciar mirando a un balcón y a otro.
Acebes, por su parte, ha dicho: "Esto es una prueba más de la incopetencia del Gobierno y su connivencia con todas las formas de delito. Nos están llevando a la destrucción moral, territorial, y a la pérdida absoluta de toda identidad como Nación. ¿Está esto también en sus negociaciones ocultas con Otegui?", ha declarado en una de sus habituales y tediosas ruedas de prensa.
Llamazares aseguró que, según sus informaciones, no era de descartar que estos individuos accedieran al País usando uno de los vuelos secretos de la C.I.A..
El abogado de alguno de los detenidos ha declinado hacer declaraciones y a las preguntas de la prensa solo ha contestado: Jou, jou, jou...