LÁGRIMAS BOLIVARIANAS

Las quejas de Chávez marcan la II Cumbre de la Comunidad Sudamericana de Naciones

EFE

La cita concluye con buenas intenciones pero sin avances


"No llores, pequeño inocente... las cosas no son tan fáciles como quisiéramos. Ya sé que tenías buena intención pero el mundo, por desgracia, no funciona como tú quieres.
Mírame a mí... anda que... desde Portoalegre hasta aquí, no hay quien me conozca.
¿Tu crees que, con la banda que nos hemos juntado y con "Mister Danger" en el norte vamos a llegar a algún sitio?
Ya sé que Hugo era tu amiguito pero él tiene que montar su numerito y que todos le riamos las gracias. Si no salen las cosas como él dice, se enfurruña. Es un caprichoso.
¿Bolívar?, tu crees que Chavez se acuerda de Bolívar, si ya acabaron las elecciones, además me da a mí que lo que quisiera es el trono de emperador iberoamericano, con charreteras doradas y todos los demás limpiándole las botas.
Anda, suénate y gobierna o... vuelve a plantar coca si quieres, tendrás menos disgustos... aunque bueno, has mejorado vistiendo ¿eh, bribonzuelo?."