DISCURSO REAL.- Versión original sin tamizar

Es motivo de orgullo y satisfacción dirigirme a vosotros en estas fechas tan señaladas. La Reina y yo, y el resto de nuestra familia, que, para qué negarlo, anda también un poco convulsa, como el año que acaba, deseamos de todo corazón disfrutéis en familia, si es que os queda y habláis con ellos, de estas Fiestas en paz y sin muchos excesos, que el conejo, como dice Solbes, también es nutritivo y el Besugo y el Cordero andan por las nubes.
Acaba un año especialmente tenso, crispado y La Corona, como no podía ser menos, se vió salpicada desarrollándose una campaña de acoso y derribo contra mi persona en particular y contra la Institución que represento.
El cuestionamiento de las Instituciones, dentro de un orden, no tiene que ser malo en democracia, coño, pero de ahí a quemar las fotos de uno con la parienta me parece excesivo, que uno tiene también su sensibilidad y esas cosas duelen y, un servidor de ustedes no creo que merezca tal trato.
Lo de la portada de "El Jueves" es otro cantar pues dicha publicación siempre ha gozado de un humor un tanto tosco a veces y no me podrán decir que la efigie de mi Felipe bombeando a lo perrito a Letizia era del mínimo gusto exigible. Qué menos que una tradicional y castiza postura de "El Misionero" cubiertos por una púdica sábana.
Groserías aparte, lo que más me molestó fue lo de la Radio de los Curas, que tanto me deben los muy jodíos, y, por ganar audiencia, sueltan a ladrar al energúmeno ese de maoísta reciclado a pedir mi abdicación y acusarme de golpista. No es de extrañar pues también hay un ex-grapo que va por ahí defendiendo el Franquismo.
No obstante he de reconocer que mientras los ataques vengan de quien vienen, y que los debates sobre la conveniencia o no de una República se hagan en programas del corazón, pues creo que la Institución no corre peligro, sintiéndome incluso más respaldado por la izquierda mayoritaria, la socialdemócrata, que por la derecha liberal o neoconservadora. "Cosas veredes" que decía el otro.
Aprovecho igualmente para pediros disculpas por mi comportamiento en Chile pero, tendréis que reconocerme, que el amigo Chávez es cargante hasta la saciedad y la paciencia de uno, con la edad que ya tiene y lo que ha vivido, tiene un límite y en algún momento tiene que reventar, qué cojones, y aprovecho para anunciaros que, para disgusto de la SGAE, no voy a pedir "royalties" por el "Por qué no te cayas" que tanto circula por móviles e internet, a pesar de que me daría un "pico" para gastos de montería y otras aficiones que uno tiene.
El año que termina ha sido el de la división y la irresponsabilidad política con afán electoralista, utilizándose como nunca antes la lacra del terrorismo como arma arrojadiza. Esta actitud, y me dirijó especialmente a tí Mariano, no ha hecho más que reforzar al enemigo por convertirse en el eje protagonista de la política nacional. Por un lado las candideces del Presidente y por el otro la inquina y la estrategia destructiva de la oposición, han hecho que el terrorismo cobre fuerza y vuelva a poder hacernos sufrir, tal y como ha ocurrido en fechas recientes. Y debo deciros que no me gusta dar pésames, que es muy triste y estoy algo mayor para estas emociones pues me jode mucho enterrar gente joven y no saber qué decir a una madre.
Y no quiero profundizar en lo de la demencial teoría de la "Conspiración" sobre los atentados del 11-M, solo decir que creo que ha sido el más grave intento de desestabilización de las últimas décadas.
En Marzo habrá elecciones y cada palo que aguante su vela.
Y no me extiendo más y os deseo a todos, monárquicos y republicanos, españoles e independentistas, un año nuevo en el que se cumplan la mayoría de vuestros buenos deseos, a los republicanos e independentistas solo los de caracter personal, claro está, que uno es de todos pero no jilipollas.
Y a los más críticos decirles que yo me quedo en Zarzuela y no me voy a Egipto con una top-model cantautora que está como un queso, más quisiera yo, pero que me quiten lo bailao.
Buenas noches y no me beban mucho que luego vienen las broncas con los cuñados.
 

3 comentarios :

Un Oyente de Federico dijo...

Querido Rey Majo (esta vez la “J” no es una falta de ortografía), como se nota que se ha pasado el tiempo fuera de España, persiguiendo pobres osas borrachas como la difunta “Mitrofan” y no se ha enterado de nada de lo que ha pasado aquí, todo este tiempo.

Así que no nos cuente “nuestra vida”, que nosotros de eso sabemos más que Ud.

Pero fueraparte o tal que mismamente, si quiero pedirle en esta, mi “Carta al Rey Majo” que le traiga mucha salud, felicidad y prosperidad a Don Filo y a todos los suyos.

Atentamente.

Un oyente de Federico.

Filo de Espada dijo...

Se le echaba de menos por estos lares. Igualmente mis mejores deseos para usted y los suyos en el nuevo año que empieza, que para colmo es bisiesto y electoral.

Elbereth dijo...

Feliz Año, y un abrazo muy fuerte.

Por cierto, si el monarca hablara así siempre, fijo que subiría la audiencia cada año. Lástima que no sea así.