ANASAGASTI EXISTE, POR SI SE HABÍAN OLVIDADO.

Un señor calvo, calvo con complejo de calvo, de los que dejan crecer largos mechones que nacen de la zona de encima de una oreja para, cual sábana camera, extender sobre la resbaladiza superficie lampiña, con ayuda de fijadores o lacas de alta densidad como si resultara útil el penoso camuflaje, resulta que se ha desmelenado y, enarbolando la Ikurriña y el rosario de su madre, ataca a los Borbones, aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid. No le falta razón en lo que dice aunque, este “A río revuelto…” no me acaba de convencer, y menos viniendo de quien viene.

Dice que la Familia Real es una pandilla de vagos e impresentables. Hombre, es una redundancia calificar a un monarca y su prole de vagos. La vagancia va en el cargo que para trabajar ya están los plebeyos como él, por muy puro Rh que tenga. La Monarquía consiste en eso, en vaguear, en salir en las portadas, en reproducirse para no extinguir la especie, su especie, etc. A ver si pretende ahora el calvo repeinado poner a Juan Carlos, a sus años, a cavar zanjas y a escalar andamios. Suena muy bolchevique para un tradicionalista carca y meapilas a la vasca.

“El Jueves” es “El Jueves” y hace lo que tiene que hacer y lo que siempre ha hecho de maravilla, provocar, subvertir, ironizar, desmitificar, etc., sobre todo si eso supone una operación de marketing con la colaboración de Fiscalías y Audiencias. Pero un político serio, un individuo cómodo en su escaño madrileño, puede pedir la República, la Independencia (lo cual es una contradicción pues si se tiene Independencia qué más te da el sistema político del otrora país opresor), la aplicación del Plan de su jefe y desayunar en TVE o con Ana Rosa Quintana, pero hombre, no pierda usted las formas que se le desmorona el imposible flequillo. ¿No querrá usted que también actúe la Fiscalía para darle propaganda?, que anda usted muy oculto en el Senado, como si le hubieran dado desde Sabin Etxea una cómoda transición al retiro.

Y llamar servil al P.S.O.E. es excesivo, sobre todo porque es el partido que gobierna en un sistema denominado Monarquía Parlamentaria, mientras el pueblo y las urnas no lo remedien.

Que la Monarquía es anacrónica en un país moderno, por supuesto, igual de anticuada, por mucho que se le dote de modernidad y bodas plebeyas, que su nacional-catolicismo sabinista y su peinado.

Seguro que a Su Señoría no se le ocurre, ni por asomo, calificar de vago e impresentable al obispado vasco, mantenidos también por el erario público y soltando la lengua envenenada, muchas veces, para condescender con los asesinos.

Suéltate el pelo, Iñaki, “porque tú lo vales”.

4 comentarios :

Un oyente de Federico dijo...

Como el marqués de la “Escopeta nacional” soy apolítico de derechas, pero he sido fans de los discursos de políticos de distinto pelaje.
Son personas que estructuran su discurso de manera que no sólo son seguibles y entendibles, sino que también tienen contenido y ponen a funcionar la maquinaría de mi, bueno o malo, sentido crítico.
Como me pasa con sus reflexiones o relatos.

Soy fans sobre todo de Anguita, si me entero de que va a alguna Tv o radio, si puedo lo veo y si no dejo el ordenador programado para grabarlo.

Entre los que más me gustaban estaban Durán Lleida y “el hombre del peinado imposible” Anasagasti.

Esto que está pasando con ambos, sólo me lo explico como efecto de la mediocridad que nos está asolando, desde que gobierna Zapatero. Hasta Vázquez Montalbán no lo pudo soportar y se murió.

Una mediocridad generalizada por la ausencia de intelectuales de peso, que ha hecho pensar a unos cómicos subvencionados que son Platón o Espinoza, y se atreven impudicamente a largar sartas de sandeces.

O yo me he hecho mayor o esto ya no es lo que era. O las dos cosas.

Casshern25 dijo...

Lo que no consigo entender es esa manía de intentar cambiar cosas que son de toda la vida del señor. Si la realeza nunca ha trabajado... coño ¿por que lo iba hacer ahora? igual que la iglesia, que manía tienen algunos en que sea progresista y social, la iglesia siempre ha sido elitista y reaccionaria a todo lo "nuevo", pues no lo intente cambiar joder, no jodamos la marrana, si no, ¿Con qué nos divertiriamos? Que mania en que todo sea perfecto e igual.

Curro dijo...

La monarquía es anacrónica en un país moderno? Leches maricarmen, y en Inglaterra, Suecia, Holanda o Japón sin saberlo! Claro, a lo mejor es que no son modelnos

Filo de Espada dijo...

Estimado Curro, que la Jefatura de un Estado sea hereditaria no creo que esté acorde con los tiempos, como no lo está la Inquisición, los tercios de Flandes, la lapidación de adúlteras, etc., por mucho que perviva en países más que desarrollados y paradigmas de la modernidad que pretenden dotar de "glamour" sus estados.