PARANOIA DE HOY.- Ruego me disculpen.

Hoy me encuentro algo cansado, apagado, bajo de energía, al ralentí, no sé como voy a acabar la jornada. Quizá lo resuelva, miraré en la nevera a ver las bolsas de sangre que tengo. Sí, ésta es perfecta, es del 4 de abril. Aquel día estuve pletórico, optimista, alegre, lleno de vitalidad en todos los sentidos. Incluso tuve una de esas escasas jornadas de sexo triunfal. Ovación y vuelta al ruedo. Hasta en el cuadro con la réplica de La Última Cena de Da Vinci, se podía ver a los apóstoles hacerme la ola tras la espectacular faena. Creo que es la bolsa adecuada para transfundirme hoy.

Necesito fuerzas para sobrellevar que me han pillado. Sí, me han pillado y han descubierto mis dobleces como agente secreto y mi fructífero negocio de saldos en secretos de estado, no sé como acabará esto. Ahora dicen que si soy yo el que tiene las actas, como no sean las de la reuniones de la comunidad de vecinos, y que también vendí a “El Mundo” los datos para demostrar la conspiración. Pues, la verdad, de eso no tengo ni puñetera, mi condición de agente doble se limita a que soy agente dos veces, una por la Benemérita y otra por el CNI, y lo que vendí a los rusos eran colecciones de cromos de la Liga 75/76, qué tiempos, justo cuando murió el Caudillo. El del Pazo de Meirás, hombre, ese que le “regaló”, convencido por poderosos argumentos, el pueblo a Paco y ahora, como heredero suyo quiero urbanizar y los rojos y separatistas de la Xunta me quieren abarrotar de turistas. Los turistas que vayan a fotografiar la Sagrada Familia, pero claro, de día, o de noche con flash, que con los apagones no se ve un pimiento. Éste de Endesa… como se venga por la OPA (voy a jacé un corrá), cortándole la luz a los catalanes, o a lo mejor, la falta de luz se deba a que se haya ido del P.P. catalán una de las pocas luces que tenía, siendo sustituido por la opacidad y oscurantismo de un Aznarista de pro. Hay Aznar, Aznar, qué tío, podría contar mil cosas de él pero sería muy cansado, sobre todo antes de transfundirme, basta con las lindezas que él solito va soltando por esos mundos, con lo amiguito que era de Putin y éste comprándome a mí los papelitos, aunque pagaba mal el muy rácano. Pagaba tan mal que me las veía y las deseaba para llegar a final de mes y mantener el chalé de Las Rozas. Si no fuera por los atracos que daba con la barba postiza, menos mal que nos queda Portugal. Bueno, a ver si me transfundo y, a lo mejor, me doy una vuelta en bici, pero corta que tengo averiado “El Contador” y, si no viene el técnico hoy, puede que me llegue una factura de agua que tiemble el misterio, que con esto del cambio climático y los incendios forestales se está poniendo el agua como el Ribera del Duero. Espero que en el País Vasco no haya muchos incendios, que Ibarretxe dice que se basta él solito y no necesita que le ayude el Ejército español. Es que, siendo de Bilbao, ¿o no es de Bilbao?, tendrá un plan, seguro que tiene un plan, que este chico es especialista en planes.

Joder, si me caducó la bolsa y la sangre no vale ni para morcilla. Vaya día que llevo.

2 comentarios :

Elbereth Apenas Una Palabra dijo...

Arriba Don Filo...arriba, usted lo vale.

Susana dijo...

Ahora sí que ya no hay quien lo arregle, pero tranquilo, sólo son 24 horas y ya pasan