El regreso

"EDITORIAL Con pistolas no hay diálogo
EL PAÍS - Opinión - 25-10-2006"
Parece que la sangre vuelve a tener prisa por regar el pavimento. ¿Servirán de algo las palabras?. ¿O tendremos que recoger el guante, levantar con orgullo la cabeza y desenvainar?.
Filodespada