Nudo

Cuando el vacío colma las asaduras, sin dejar hueco al aliento, caminando impertérrito por el borde de todos los abismos, la alerta de la conciencia desactivada, El Ser o el Estar importan un huevo. No hay lugar para la lírica.