Policía Española

Las sociedades injustas generan desperdicios que alguien debe barrer. Ingrato trabajo que mancha las manos y el alma. Mientras, los patrones y los beneficiarios miran por encima del hombro, no vayan a contagiarse de la podredumbre que ellos mismos crean. Tan pronto te ensalzan como te condenan, depende del viento político del momento.