Fin de domingo

La fiesta de guardar llega a su fin.
Mañana de nuevo al mundo real,
a sumergirse en un lunes seguramente lluvioso y gris.
Nueva semana en la existencia,
nuevo trecho que recorrer para llegar,
como casi siempre,
a ninguna parte.