DÍAS DE FÚTBOL

Pues sí, fui yo el que le lanzó la botella al entrenador del equipo contrario. Y porque no tenía otra cosa que si no... ¿A quien se le ocurre?, despues de meternos un gol ponerse a celebrarlo. Es una provocación intolerable para una afición como la nuestra. Uno va al campo a disfrutar del fútbol, pagando religiosamente que uno es socio de toda la vida, ver un buen partido e insultar al árbitro, al equipo contrario, y a las madres de todos ellos, como tiene que ser... que si no, ¿qué salsa tendría la vida?.
Mira tú que no aguantar un botellazo de nada. Si no tienen cojones que no jueguen o no entrenen. Toda la semana trabajando como un cabrón para que ahora no te dejen descalabrar a un contrincante. Lo que faltaba. Los colores son lo primero. Ni familia, ni patria, ni trabajo, ni "na de ná". Lo primero tu equipo. El griterío, los cánticos tribales, los símbolos del grupo, y si no se les gana jugando pues a por ellos. A sangre y fuego. Si no fuera por nosotros qué iban a hacer los directivos, los periódicos deportivos, etc., etc.. Somos la vanguardia del equipo. El verdadero sostén de los ideales del Club. Y ahora querrán detenerme y quitarme el carnet de socio. ¡Una mierda!. Además yo soy una víctima más, que los que calientan el ambiente son los presidentes y la prensa.
Yo hice lo que tenía que hacer: El animal, como buena bestia que soy.
Con dos cojones.

6 comentarios :

simio dijo...

Es que el deporte tiene un efecto positivo sobre la vida y los valores. Por eso hay que recomendarselo a los jóvenes.


¿Por cierto porque no quitas lo de la verificacon de palabra?

Filo de Espada dijo...

Sobre todo el deporte rey. Lo que pasa es que yo soy republicano.
Lo de la palabrita de marras teoricamente sirve para prevenir el envío automático de comentarios tipo SPAM. Así me lo dijeron y así se lo he contado.

Elbereth Gilthoniel dijo...

Me van a disculpar por el comentario que voy a realizar, seguro que pueden achacarlo a mi sexo.

No entiendo la pasión por el espectáculo del futbol. Es mafia, es alienación, es tomadura de pelo.

Claro que tengo que reconocer que no comprendo a los amantes de deportes desde el sofá.

Y ahora, qué dios me perdone, acabo de recordar que estas triste frase la ha dicho hace poco Sanchez Dragó.

¿Se puede tener algo en común con aquellos que no nos gustan?

Por supuesto.

El Valín dijo...

Querida elbereth:

No es cuestión de sexo. No imaginas cómo gritan y qué gritan algunas mujeres en los campos de futbol. Y no sólamente en las categorías superiores. Desde la categoría de pre-banjamín ya se pueden ver madres que cuando van al campo dejan salir la suegra que llevan dentro.
(Es una broma, que yo a mi suegra la quiero mucho.)

Elbereth Gilthoniel dijo...

Mi querido Valín, una pregunta que me hago. ¿Si los hombres no tuvieran esa pasión por el fútbol, la tendrían las mujeres?

El Valín dijo...

Querida elbereth:

Como la pregunta se la hace a usted misma espero su contestación.