PALABRAS DE REY

MADRID, 10 (SERVIMEDIA)

El portavoz adjunto del PP en el Congreso de los Diputados, Vicente Martínez-Pujalte, no quiso hoy comentar las palabras de elogio del Rey al acuerdo alcanzado en Irlanda del Norte. "Del jefe del Estado no se habla", apuntó.
 
Toma yá, y tanto que no se habla, sobre todo cuando lo que dice no nos conviene. Este elemento, un baluarte fundamental de las estrategias de la confrontación, un bocazas especializado en el pataleo parlamentario, dice ahora que del Jefe del Estado no se habla. Pues yo creo que sí hay que hablar y que, ya que no tenemos República y que la Jefatura del Estado tiene unas misiones definidas en la Constitución, reducidas al mínimo desde el Gobierno Aznar, pues es conveniente escuchar lo que tiene que decir ese señor al que, muchos españoles, otorgan una autoridad moral por encima de los politicastros que nos ha tocado padecer. Y claro, cuando se está utilizando como ariete para derribar al Gobierno la política antiterrorista, dinamitando desde un principio cualquier intento de diálogo, es muy desagradable escuchar a quién, en teoría es símbolo de lo que la derecha defiende, diciendo todo lo contrario a ésta. Y es que las relaciones entre la absurda institución y los gobiernos de turno han sido mucho mejores cuando, paradójicamente creo, gobierna la izquierda.
Eso sí, por el otro lado se está magnificando una conversación informal en la que, así mismo, descartó cualquier paralelismo entre el conflicto de Irlanda del Norte y el terrorismo de E.T.A.. Magnificación interesada pues todo el mundo quiere llevar el ascua a su sardina.
Las palabras de este señor, cuando está, sobre todo las de Nochebuena "llenas de orgullo y satisfacción", tienen siempre diversas lecturas y cada uno coge con pinzas el parrafito que más le interesa.
¿Por qué no usar la misión constitucional de arbitraje, encomendada a la Corona, para lograr el deseable y necesario consenso en materia de lucha contra el terrorismo?. ¿Por qué no dejar que se gane el sueldo?.
Pues porque mandan los votos y el pescado está todo vendido.
Viva la República.
 

2 comentarios :

AF dijo...

Pues veo que se me va usted a convertir al monarquismo en cuanto se descuide. Ahora en serio: particularmente me parece de gran relevancia lo que Juan Carlos I ha dicho. Que en unos momentos como los presentes haya un declaración pública tan elocuente me deja intrigado.

Este rey no se ha caracterizado muchas veces por ser demasiado partidario de tomar partido (valga la redundancia, que es absolutamente voluntaria). Es por ellol que extraña su frase.

Lo que me importa es que pueda darse un diálogo que termine con el terrorismo. Venga de donde venga.

Un saludo.

Filo de Espada dijo...

Mi republicanismo, como usted bien habrá entendido, no corre peligro Don Antonio. Estamos en donde estamos y Juan Carlos tiene asignadas unas funciones de arbitraje que rara vez han sido ejercidas. Creo que motivos para intentarlo ha habido, sobre todo si lo que se trata es de unión frente al terrorismo.
De todas formas el coronado sabe de "procesos democráticos" algo más que Otegi, y eso no se le puede negar.