CORAZÓN INFARTADO

Es difícil, muy difícil, sustraerse a las "informaciones" de la prensa de la casquería pues las llamadas "noticias" salpican todo y en la actualidad se ha puesto de moda ciertos programas que mezclan en un gazpacho imposible supuestas "investigaciones" periodísticas con famoseo y análisis históricos y políticos. Parece que en nombre del derecho a la información se puede acosar a una persona a la que se pone en el candelero, unas veces voluntariamente y otras no. Si en cierto momento el personaje o personajillo decide vender una "exclusiva" pues se la pagan bien, pues ya hay patente de corso para introducirse en su bragueta a la menor oportunidad y el interesado pierde todo derecho a la privacidad. El que paga es porque va a ganar bastante más con el "affaire" del famoso, en ese caso es como si éste hubiera vendido su alma al diablo y tiene que pagar condenación eterna. Todo se justifica en nombre del derecho a la información, información que no sé qué interés puede tener ya que las jodiendas, cuernos y litigios ajenos siempre me la han traído muy floja. De vez en cuando la Justicia actúa y dice que todo no vale, pero yo me pregunto si no habría que regular qué es información y qué es vulneración de derechos. Yo lo tengo claro pero parece que la prensa no. Además ahora cualquier mierdecilla se convierte en periodista o sesudo comentarista de las noticias braguetarias. Se usan procedimientos mafiosos y delictivos para obtener el "bombazo" pues la cosa mueve cantidades ingentes de dinero, habiendo gentes sin oficio ni beneficio que se forran por inventarse líos pues, para colmo se les llama y se les paga aunque sea para desmentirles e insultarles. A un noble español, hijo y heredero de la casa de más rancio abolengo de este País, lo han pillado saliendo de un local de intercambio de parejas. En otros tiempos la nobleza obligaba y había que ganarse los privilegios a base de hazañas, conquistas, etc., para la Nación, y la afición al putiferio del nobiliario era cosa suya. En el incidente del jinete promiscuo interviene además uno de los mayores engendros que ha parido la reciente televisión de "reality" y defecación en la inteligencia. El caso es que el señor salía de un local público y fue filmado en la vía pública pero ¿se vulnera o no su intimidad?. ¿O quizá la intimidad se reduce al terreno domiciliario? No quería hablar de estos temas pero creo que urge poner coto a la desfachatez y exiliar al "ovíparo", como le llama Martín Prieto, del Tomate, por sanidad pública, más que nada. Les dejo con unas imágenes y sonido de mayor interés y belleza. No pierdan esta exclusiva.

1 comentario :

Un oyente de Federico dijo...

Es obvio decir que eso pasa porque a la mayoría de la gente les gusta. Y paradójicamente es esa mayoría de gente que con sus votos deciden el futuro de una nación y de un pueblo.

Con Franco no pasaba, con Stalin tampoco

No se a que noticia se refiere Ud., ni me interesa.

Pero si me interesa su “exclusiva”
Si hubiera que dar una muestra que concentrara todo lo que es la civilización, creo que bastaría con la interpretación de una sinfonía, por ejemplo la 9ª de Beethoven.
Ahí queda reflejado, el saber y el conocimiento, el espíritu de superación, el esfuerzo, la búsqueda de la felicidad y la belleza, la organización social y el trabajo en común para lograr un objetivo.