ESHPAÑOLESSSHH

Mariano, candidato a Sarkozy a la gallega, se dirige a la Nación. Un presidente de un partido, que no de la República ni Jefe de Estado, se inviste de no se qué autoridad para reclamar a todos los españoles, sean o no militantes de su partido, que festejen la hispanidad “como Dios manda”.

A los militantes de su partido ya los envía para agitar y abuchear a los “enemigos de la Patria”, enturbiando el acto oficial y no se ruboriza de vergüenza. Por un lado pide celebración y por el otro se carga el desfile en presencia de su idolatrado y defendido Rey.

La hispanidad se celebra allende los mares por los hijos desheredados de la Madre Patria con más intensidad si cabe que lo hacen los hijos legítimos que gozan de todos los derechos. Y es que allí se reconoce el valor de la cultura hispánica más que aquí, que suele negarse o intentar borrar de la memoria por parte de Carod, Ibarretxe, etc. Y mientras la malvada España reconoce las culturas autóctonas de sus territorios, respetando todos sus símbolos identitarios, los centrífugos niegan la mayor de que en sus zonas, aparte de lo propio existe lo común. La exclusión y la negación de lo obvio.

Pero todas estas absurdeces que ocurren en la piel de toro no dan legitimidad a Mariano para decirme a mí lo que debo hacer para celebrar la Hispanidad. Yo la celebraré como quiera, con normalidad. Si me apetece veo el desfile por la tele, aunque la música militar nunca me supo levantar. Pero si decido verlo seguramente tenga que apagar el televisor abochornado por la actuación de los “ultras” precalentados por el “centro derecha” y sus medios de información. La exaltación patriótica tan defendida puede convertirse en un lamentable espectáculo protagonizado por los que, en realidad, no respetan nada y se dedicarán al abucheo y el insulto.

Entonces igual me leo unas páginas del Quijote, o de Quevedo, o de García Márquez cuyas líneas son tan hispánicas como las que más.

También podría optar por asistir a los actos que la Guardia Civil de Mieres pues es también su festividad y ni Mariano ni su partido ganan en españolidad a la Benemérita que, sin ser de izquierdas ni de derechas, a nivel colectivo me refiero, es de todos los españoles sin distinción, para darles seguridad o para multarles pues a veces quien bien te quiere te hará llorar. Seguro que Ramírez, en su pequeño pueblo, también lo celebra con vino español.

Mariano, con su homilía patriótica en el Youtube, acaudillando a los españoles de bien, hace el ridículo pues es ridículo lo que dice, como lo dice o como lo lee. Mariano está nervioso, le tiembla la voz y los ojos que siguen el texto y da la sensación de que, que Mariano no es tan tonto como parece, no se cree las bobadas que le impulsan a hacer en la eterna campaña electoral.

¿Quién eres tú, Mariano, para dar mensajes institucionales? ¿Qué lecciones pretendes dar a los demás?. Si ganas las elecciones, lo cual no está tan claro, ¿con quién gobernarás?, ¿con españoles, españoles?, ¿o quizá pactes con nacionalistas en aras de la gobernabilidad?. ¿Qué harás entonces con las banderas?.

Cuando a las banderas se les da más valor que a los pueblos, sean éstas rojigüaldas, a tres o más bandas, o aspadas de cruces superpuestas, los pueblos pueden hastiarse de las mismas por el abuso de uso y sobreexposición, así como por la torticera y maniquea utilización que se hace de los símbolos comunes.

Disfruten del día, sean moderadamente felices y dedíquense al ocio y la holganza que, tras el pequeño puente, habrá que ir al puesto de trabajo a levantar España mucho más de lo que lo hace el gallego silbante, registrador excedente, que es capaz de asentar en el Catastro la parcela ibérica.

Felicidades a todos en general y a las Pilares en particular.

5 comentarios :

Maripuchi dijo...

Cuando a las banderas se les da más valor que a los pueblos, sean éstas rojigüaldas, a tres o más bandas, o aspadas de cruces superpuestas, los pueblos pueden hastiarse de las mismas por el abuso de uso y sobreexposición, así como por la torticera y maniquea utilización que se hace de los símbolos comunes.

Cuando se antepone cualquier símbolo (llámalo bandera, idioma...) a la realidad de las personas, se nos pisa.
Me ha encantado el escrito, buena cita a Brassens (que, por cierto, escribió este tema hace sesenta años... y sigue vigente, tú...), estoy contigo.

Paco dijo...

Genial el post. A mí también me llamó la atención la mirada de Rajoy, entre la mirada distraida que ya tiene de por sí y el hecho de que leyera a la vez que intentaba hacernos creer que nos miraba (el sólo mira por el bien de su partido, nunca el de los españoles) quedó tan ridículo por lo que decía como por como lo decía.

Un oyente de Federico dijo...

Puede empezar a abochornarse desde hoy mismo, Don Filo, sin tener que esperar a mañana.
Los “ultras” que Ud. dice ya han actuado esta mañana.

Hoy (11-10-07) en Madrid, un grupo de unos 50 cerebros rapados, han agredido a unos universitarios que pretendian izar una bandera española.
La policía del régimen ha impedido que los estudiantes se defendieran, protegiendo a los cerebros rapados.

rosamari dijo...

Es increíble hasta donde puede llegar un ser humano. Como pueden soportarse y no sentirse avergonzados. Cuanta ansia de poder.
Me ha gustado mucho Don Filo.

Anónimo dijo...

Llevo la bandera como fondo de pantalla del movil y cuando me llaman suena el himno nacional. Tu también lo puedes hacer

Enviando TDGM 36654 al 7133 y bajándote la bandera española a tu movil.

Y Enviando "TDGPL 83808" al 7133 y bajándote el himno nacional español a tu movil.

Llévalos siempre contigo.

Un saludo,

Jose Ignacio.