IMPERIUM

Acción Nacionalista Vasca, partido democrático y pacifista donde los haya, ha decidido aumentar su protagonismo político tras convertirse en franquicia de Batasuna, o sea, de E.T.A. en el tema político, que el “militar” ya lo llevan ellos aunque haya que darles apoyos de vez en cuando.

Esta agrupación tan histórica y tan vasca, de los vascos y vascas, ha decidido aportar su granito de arena a la causa “abertzale” y dar un paso más reclamando otros territorios aparte de los que ellos denominan históricos. De la historia que ellos escriben, claro.

En su XI Congreso propone «la revasquización» de las zonas geográficas, a su juicio, «desgajadas» de Euskadi y permitir a sus habitantes que «tengan el derecho de decidir si quieren volver a unir su futuro al del conjunto de la nación vasca».

No sé si descojonarme de la risa. Por Cantabria ya hay quien se parte el pecho con la ocurrencia.

Ahora, para separarse de la opresora España, se quieren llevar en la mochila Castro Urdiales, parte de La Rioja y Miranda de Ebro.

Lo de Miranda no sé si será por lo de la población reclusa o por la cantidad de alcaloides de cocaína que arrastra el río por esas latitudes según estudios científicos recientes, que una alegría no le viene mal a nadie, y aquello podría ser su peculiar Valle de Josafat, aunque el río no traiga leche y miel sino otras sustancias más gratificantes.

Lo de La Rioja está claro, no da la Rioja Alavesa por sí sola para los “txikitos” que toman éstos políticos por las Herriko. Hay que autoabastecerse y si encima se puede exportar, mejor que mejor, que hay que ir haciendo “balanza comercial”.

Castro Urdiales es otra cosa. Es el turismo norteño, rural y marítimo, donde el vasco dominguea, pero sin la crispación de los cascos viejos de otras ciudades vascongadas. Se les olvida reclamar Torrevieja, donde el turismo de txapela está bastante afianzado. No habrán caído en la cuenta.

No obstante asistimos al embrión de lo que se dará en llamar el Imperio Vasco, que se fraguará tras la consulta y comenzará su expansión por la Península hasta vasquizarnos a todos, o quizá “revasquizarnos” ya que somos todos vascos y no nos hemos enterado.

Lo de Ultramar ya se andará, que no hay tanta prisa y el modesto Lehendakari con pasar a la historia como consultista o consultor tiene bastante, que lo de emperador le queda grande y quién mejor que el jesuita renegado para el trono de Aitor, o, dada la edad, que abdique en su favorito Egibar, que tiene cabeza para llevar corona, aparte de cara de alelado, característica común de otras monarquías, de cuyo nombre no quiero acordarme para tranquilidad de fiscalías y audiencias.

 

4 comentarios :

Y-aqui dijo...

Lo de los reclusos no lo he entendido pues en Miranda no hay ninguna cárcel, respecto al bulo de las drogas:

http://www.drogomedia.com/hemeroteka/archivos/200707172.pdf

Saludetes, un mirandés intentando aclarar que aquella noticia que tan mala publicidad dio a Miranda era falsa.

Anónimo dijo...

Ya hace tiempo que tuve que ver en un pueblecito de la costa oriental cántabra a turistas guiris despistados portando folletos turísticos, salidos de a saber dónde, en los que se les señalaba sin rubor que esa localidad, como otras aún más a poniente, pertenecían al País Vasco.
A equellas almas poco les importaría a qué lado de la "muga" se encontraran, lo que no obvia sin embargo la ignominiosa intención de los folletos.

Filo de Espada dijo...

Ruego me disculpe Señor Y-aqui pues he metido la pata.
Es cierto, a pesar de lo que yo creía, en Miranda no hay prisión.
Es lo que pasa por no tener el suficiente rigor a la hora de escribir. No soy profesional del tema pero no me gusta faltar a la verdad y le agradezco sinceramente la información y espero me disculpe.
Lo del otro tema fue solo un recurso para mi post, pues yo no doy fianza al estudio pseudocientífico de marras.
Conozco a gente de Miranda y tienen todos mi mayor respeto aunque usara la anécdota.
Amigo anónimo, en este tema la mentira y la ignominia es lo que predomina desde Sabino.

Sparkyman dijo...

Creo que esa misma teoría del "espacio vital" fue la que llevó a Hitler a invadir Polonia.

Eso sí, que nadie se confunda: estos señores son de izquierdas, ¿eh? Nacionalistas y de izquierdas. Pronto veremos caer nieve negra.