DE MANIFESTACIONES, LEMAS Y PANCARTAS

Mientras continúa el bochornoso espectáculo que dan nuestros políticos, entre dimes y diretes, sobre lemas y pancartas, asociaciones de ecuatorianos por aquí, otras asociaciones artificialmente creadas por "Espe" por allá, la vergonzante adhesión de Batasuna a la "mani" de Bilbao, la conveniencia o no de hablar de terrorismo en la cumbre de presidentes, en mi nombre sí, en mi nombre no, la tarara niña que la bailo yo, etc.., etc.., voy a contarles que, de repente, he tenido una especie de iluminación y creo que veo todo mucho más claro, a pesar de la niebla y el ruido, y me veo en el deber de compartir "tanta luz" con ustedes haciendo una reflexión polémica y altamente cargada de incorrección política.
Pero si no lo suelto reviento y no estoy por la labor, y al que no le guste que se... que ponga en los comentarios su opinión que todas serán bien recibidas, mientras haya el mínimo de respeto.
¿Manifestarnos contra el terrorismo? ¿Para qué?. ¿Cual es el objetivo?.
¿Pedir a los terroristas que dejen de ser terroristas?. ¿Atenderán nuestras legítimas reivindicaciones?.
¿Qué utilidad han tenido las anteriores en las que, entonces sí, iban juntas todas las fuerzas políticas?.
¿Sirvieron para algo las "manos blancas"?.
Por lo poco que sé del tema, todo acto terrorista tiene un objetivo principal: LA PROPAGANDA. Así ha sido siempre desde que existe la violencia y el terror como método de acción política. Una manifestación multitudinaria de repulsa, por muy bienintencionada que sea, no es más que el exponente de que la propaganda ha funcionado y ha causado una reacción en la ciudadanía. Un éxito para el objetivo buscado por los asesinos.
En el caso que nos ocupa en estos días mucho mayor es el éxito pues el "acto propagandístico" ha causado la movilización esperada a la vez que se profundiza la división entre el "enemigo", que somos todos.
Que toda la gente decente, de izquierdas y derechas, de este País nuestro, está claramente en contra de E.T.A. lo sabe todo el mundo, a no ser que seas un integrista y majadero locutor de radio con "frenillo", o uno de los asistentes al funeral que se celebró ayer en Madrid en honor de Pinochet.
Apruebo totalmente los actos de homenaje a las víctimas como los minutos de silencio etc.., ahora bien, manifestarse puede ser adecuado para exigir a un gobierno que no entre en una guerra, que mejore la educación, o que facilite el ejercicio al derecho a una vivienda digna, o que, por qué no, que acabe con el terrorismo, dialogando, persiguiendo, encarcelando, pero que cumpla con su obligación de erradicar la violencia de una vez por todas.
Por eso precisamente no sé qué pinta un Gobierno tras una pancarta. Ya lo dijo Rodríguez Ibarra (mi presidente extremeño favorito), cuando gobernaba Aznar y éste había cogido aficción, que no ha perdido, a manifestarse: El gobierno está para gobernar y solucionar los problemas de la ciudadanía y no para manifestarse por una situación cuya solución es su responsabilidad. ¿Se imaginan al Ministro de Interior en una protesta contra la inseguridad ciudadana o la alta mortalidad en los accidentes de tráfico?.
La gran manifestación que hace falta es una en la que los ciudadanos, espontáneamente, sin partidos ni sindicatos, ni asociaciones de ningún tipo, de todos los signos políticos, salieran a la calle a protestar por el lamentable espectáculo que están dando nuestros representantes.
Para exigir que, de una vez por todas, se encierren alrededor de una mesa y no salgan hasta no lograr el consenso en los grandes temas de Estado.
Reivindicar la ética y la responsabilidad como motores de la acción política y que el electoralismo se reserve para los mítines y actos de campaña.
Que las víctimas y la sangre ajena no deben ser utilizadas para ganar votos.
Demostrarles que el pueblo no quiere crispaciones ni trincheras sino que sus políticos trabajen para mejorar la vida de todos.
Pero, claro, es una utopía pues las masas son gregarias por naturaleza. Los rebaños están domesticados y necesitan de su respectivo pastor.
Por último, para no aburrir más, pedirles que reflexionen sobre las terribles consecuencias que puede traer la situación actual. E.T.A. es ahora más fuerte que nunca, no operativamente por suerte, pero puede estar consiguiendo lo que quizá nunca pudo imaginar: La división sectaria y radical de la clase política y de parte de la sociedad y, en consecuencia, el debilitamiento de la democracia española y de sus instituciones.
¿Seré demasiado pesimista?.
Hoy sí, mañana, a lo mejor, he cambiado de opinión.
España y yo "semos asín".

8 comentarios :

yo dijo...

Según mi punto de vista no te equivocas mucho,
- Las manifestaciones no han servido de mucho y menos aún servirán si se plantean como en esta ocasión.
- La "guerra" que se muestra entre politicos, asociaciones etc, porsupuesto que es el gran premio que han obtenido ademas de la "propaganda" gratuita, seguro que cada vez que algun etarra se sienta frente al televisor se regocija con el resultado obtenido. Pero lamentablemente en nuestros medios de comunicación, por desgracia, es lo que mejor saben hacer, no solo en este tema, si no en muchos otros, que seguro que si no le dieran tanto morbo y tanta persistencia sobre lo mismo no tendria el efecto propagandistico que se obtiene.
- Politicos representantes de nuestro pais convocando manifestaciones en contra de...
esto si que es el acabaramos, no saben hacer las cosas, arreglar los problemas y se manifiestan en contra, ironico.
- Conclusión, nuevamente tienes razón, que se sienten de una p...ñetera vez y se den cuenta de que el problema es mutuo y que nada se arregla si cada uno se lo toma por su lado.
- Donde no te doy la razón es con el debilitamiento de la democrácia, ahora es cuando debería ser mas fuerte que nunca y demostrar que prevalecen los derechos humanos, y la libertad sobre todas las cosas.

No soy muy buena expresando lo que siento, y mi vocabulario a veces no me permite expresarme como quisiera, no se si será lo adecuado pero toda esta situación además de bochornosa me parece
REPUGNANTE
Si no es lo apropiado lo siento.

Ricardo Fernández dijo...

No, yo no estoy de acuerdo en dos puntos. El primero es que sí creo que sea útil manifestarse: La democracia es algo que se hace todos los días y necesita de una sociedad que tenga determinadas cosas claras. Quizá el error estriba en pensar que una manifestación se hace para solucionar algo. Puede que así sea en ocasiones. Pero normalmente tiene por objeto mostrar una opinión, una posición colectiva.
Es muy sencillo criticar y pedir a los políticos que se siente y arreglen los problemas. Es muy sencillo pensar en que esas cosas son tareas de los políticos. Pero no, no es así. A la sociedad civil le queda la más grande de las responsbilidades: Existir, tener conciencia de su existencia y saber que el revulsivo no se produce cada cuatro años, sino cada vez que la convivencia de todos se ve amenzada.
El segundo error estriba en esa generalización catastrófica que se refiere a la clase política. No, no es así. No acepto que haya que medir a todo el mundo por el mismo rasero. Por lo pronto hoy, viernes día 12 de enero, sabemos que hay un partido político y una organización como Batasuna que se han encontrado en el camino de la inasistencia a estas concentraciones. No es la misma la actitud de todos. No caben generalizaciones. No todos crean una Federación de Ecuatorianos en un par de días para posicionar supuestamente a una parte de la inmigración de este país a favor de las tesis de un cierto partido político.
Admitamos que el problema se plantea cuando alguien piensa que el fin de la violencia puede generar una ventaja a su adversario político. No hay más vueltas que darle. Ni tampoco cabe plantear la cuestión a sensu contrario: Cuando en 1998 ETA volvió a matar tras la tregua, el gobierno de entonces no se encontró con esto.
Un saludo y mis felicitaciones por el Blog. Me ha gustado mucho.

Filo de Espada dijo...

Querida "Yo", nos conocemos y sé que te expresas correctamente. Expresas lo que mucha gente piensa pero no dice porque está hastiada.

Ricardo.- En primer lugar mis agrademientos por su visita. Por otro lado decirle que comparto mucho de lo que usted dice pero, claro, con matices. Es cierto que hago una generalización, y la hago a sabiendas, aunque no pretendo decir que todos los políticos son iguales. Sé de dónde estoy más cerca y de dónde cada vez más lejos.
Por desgracia he visto a políticos de uno y otro signo haciéndose la foto consolando a una viuda en un funeral y la impresión que me quedó no fue buena en la mayoría de los casos.
Partiendo de la base que la agresividad de la derecha es intolerable, creo que por el otro lado hace falta un poco de autocrítica.
El proceso fue un fracaso, a mi entender, en varios flancos. Una ingenuidad supina, una tolerancia absurda con "mesas de partidos" que no pintan nada en un diálogo para el fin de terrorismo. Errores comunicativos y lingüísticos que no
hicieron más que dar carnaza a la COPE, al PP y sus adláteres. Tibieza suma e indefinición dudosa.
Tengo asumido que el final tendrá que ser dialogado, gobierne Juan o Pepito, pero mi deseo es que lo sea tras el total acorralamiento del enemigo. Se oye por ahí, y no en la COPE, que la manifestación es una forma de difuminar el fracaso rotundo de la empresa personal de Zapatero. De todas formas, soy un humilde "blogista" aficionado, un ciudadano común con una formación muy básica que simplemente cree que tanto ruído favorece a los violentos, los cuales ganaron un protagonismo que hacía mucho tiempo que no tenían. Ya lo digo en el "post", los ciudadanos deberían movilizarse para forzar un cambio de actitud en nuestros representantes. Unos pretenden ganar votos con el fracaso del proceso y otros veían la panacea de la mayoría absoluta si hubiera llegado a buen puerto. Lo de los cambios de lema en las pancartas me parece surrealista. Creo que estamos viviendo la peor crisis política desde momentos antes del 23-F, y no me agrada. No tengo carnet, salvo el de Identidad, y viendo lo que veo, y el sectarismo que se respira, creo que seguiré así por mucho tiempo.

D´Artagnan dijo...

-Un Gobierno que se ha equivocado fiándo en el diálogo con los violentos
-Una oposición que tanto defiende a las víctimas que nos lleva a la guerra para apoyar a las victimas, niños, mujeres y demás civiles iraquies.
Sr. filo de espada, vigile su equidistancia y abtencionismo.

zalakain dijo...

Estoy completamente de acuerdo en que una manifestación no es un lugar para el gobierno y en que la manifestación es una excelente caja de resonancia para la E.T.A..

No creo que la crisis sea tan grave.

La salida que yo considero ideal, el referéndum de autodeterminación, cuenta lamentablemente con muy pocos adeptos.

Filo de Espada dijo...

Sr. Mosquetero gascón, bienvenido a mi casa pero ha errado en la estocada. Lo único que debo vigilar son mis niveles de colesterol y triglicéridos. Si se da una vuelta por los "posts" de política de este blog verá que no existe tal equidistancia, pero tampoco existe militancia ya que critico todo lo que me parece mal de unos y de otros. De todas formas, si existiera equidistancia sería mi problema. Gracias por la preocupación.

Zalacaín, bienvenido y gracias por la visita.
Siento discrepar en su solución.
1º ¿Concesiones políticas a una banda criminal?.
2º Dudo de la existencia del derecho de autodeterminación en el caso que nos ocupa.

zalakain dijo...

1. Ésa es la trampa que el PP pretende tender al personal: que las concesiones de diálogo para con el pueblo vasco lo son para con la E.T.A..

2. Lo de la no existencia del derecho de autodeterminación no me parece autoexplicativo (sin argumentos es, de hecho, cualquier aseveración insuficiente)

Filo de Espada dijo...

No soy, ni por asomo, cercano al PP, y no me hace caer en sus trampas.
El diálogo con ETA no es diálogo con el pueblo vasco.
No voy a hacer una tésis doctoral en historia para desvirtuar el supuesto derecho de Autodeterminación del pueblo vasco. Si quieres mis argumentos visita el post titulado: AUTODETERMINACIÓN o copia el enlace
http://filodespada.blogspot.com/search?q=autodeterminaci%C3%B3n