TITULARES

La Ertzaintza carga contra los simpatizantes de la izquierda 'abertzale' concentrados en Anoeta

La policía vasca interviene después de que los asistentes al acto prohibido por la Audiencia Nacional en San Sebastián trataran de celebrar una manifestación alternativa.- Detenidas tres personas por los altercados

EFE - San Sebastián - 06/01/2007

Los titulares pueden resultar engañosos ya que se elige una parte de la noticia que, por sí misma, no sirve para resumir el contenido real. Líbreme el Altísimo, o quién sea, de intentar corregir a los prestigiosos periodistas de "El País.com" pero yo lo redactaría de otra forma, creo que mucho más cercana a la realidad:

La Policía Autónoma Vasca se ve obligada a restaurar la legalidad tras la concentración de organizaciones legítimamente prohibidas tras ser agredidos los agentes por numerosos delincuentes de estos grupos ilegales.

Aún así, creo que me ha quedado demasiado frío para mi carácter. Además yo no soy periodista y no tengo por qué sujetarme a normas de ética y objetividad periodística, si es que alguien se atiene a las mismas. Este blog es mío y voy a redactarlo a mi manera:

Concentrada ilegalmente una manada de hijos de puta redomados que, no contentos con la barbarie de sus hermanos mayores, continúan su papel eterno de victimismo político, las Fuerzas de Seguridad democráticas, cumpliendo legítimas órdenes de un legítimo Juez, en aplicación de una Ley del Parlamento Español, tienen que intervenir para evitar el acto ilegal.

Tras el lanzamiento de objetos contra los agentes, éstos, con la fuerza legal con la que el pueblo les ha investido, cargan legítimamente contra los energúmenos, fascistas de ikurriña, que continúan sus desmanes por las calles de San Sebastián.

Por desgracia, para restaurar la paz, a veces, no hay nada mejor que un poco de "leña al mono que es de goma".

¡Huy, que incorrección!.

5 comentarios :

Candhi dijo...

Se evidencia en su comentario una irritación “in crescendo” que dificulta un análisis sereno de la noticia.
Desde mi independencia y subjetividad, creo compartir su indignación. Incluso puedo sugerirle que coloque junto a esta imagen las que recientemente hemos visto en la Audiencia Nacional del comportamiento paranoico de estos animales asesinos burlándose de las instituciones democráticas y de sus víctimas personales.
Pero mi reflexión es que desde la cólera iracunda, justificada en este caso, no puede arrancar la respuesta que corresponde a una sociedad civilizada

Filo de Espada dijo...

No hay colera iracunda en mi post. Se lo aseguro. Hay simplemente definiciones. Llamar a las cosas por su nombre puede quedar de mala educación y políticamente incorrecto, pero no tiene por qué significar apasionamiento. Esta gentuza no provoca en mí ni cólera ni ira pues, en ese caso, estaría hace ya mucho tiempo, con una úlcera de caballo. Provocan el mas absoluto de los desprecios.
Yo solo soy un blogista y tengo mis dudas de pertenecer a "una sociedad civilizada". En cualquier caso, la respuesta de la sociedad debe ser la ley, por supuesto, pero aplicándola sin ambigüedades y con la contundencia que se requiera.
Gracias por la visita y la participación.

Candhi dijo...

OK.
Lo que yo advierto en su comentario es una irritación in crescendo. ¿Es correcto?.
Lo de la cólera iracunda es un aviso a navegantes.
Y si duda de pertenecer a una sociedad civilizada, colaboremos para implantarla. Si estamos de acuerdo no discutamos. Si no estamos de acuerdo dialoguemos.

Filo de Espada dijo...

No hay irritación "in crescendo" en mi artículo. Se lo aseguro, se lo prometo solemnemente por mi conciencia y honor.Mi análisis es sereno aunque contundente. Pretende lo que ya dije, llamar a cada cosa por su nombre. Motivos para irritarme he tenido en tiempos mucho peores que éste. Ahora ya ni siquiera irritan, estamos tan acostumbrados que casi estamos anestesiados. Ahora bien, creo que conviene, aunque suene mal, poner a cada uno en su sitio. El titular al que me refiero sugiere que la carga policial fue el inicio de los incidentes y no al revés.
Las sociedades civilizadas no tienen más remedio que dotarse de Fuerzas de Seguridad que las protejan de los incivilizados. Para realizar esa labor, a veces, hay que usar la fuerza de una forma proporcional y profesional.
Si el vandalismo en general suele tener poca justificación, aún cuando la reivindicación sea justa, en el caso que nos ocupa creo que es intolerable, pues, partamos de la base de la patraña que motiva las reivindicaciones de estas alimañas. Por eso, con la ley en la mano, el Estado de Derecho, y los instrumentos de que dispone, se les debe combatir sin ambigüedades ni tibieza alguna. De todas formas no deja de ser una opinión que no tiene por qué ser compartida por nadie.
Gracias de nuevo y un saludo.

Candhi dijo...

OK, OK. OK
De acuerdo en todo, y para reprimir a estas alimañas,(acepto su término y añado paranoicas), en aplicación del estado de derecho cuente conmigo, sin matices.
Y yo quiero contar con ud para despertar a los ciudadanos de la "casi anestesia" que indica.
Este SU blog puede ser un medio.
Un cordial saludo