JUSTICIA ABRIÓ EL CAMINO DEL DESAGRAVIO.

LOS POLICíAS TAMBN PEDIRÁN EQUIPARACIÓN SALARIAL CON LOS FUNCIONARIOS AUTONÓMICOS       
MADRID, 8 (SERVIMEDIA)
   
   Los policías nacionales van a plantear al Ministerio Interior que se equipare su salario con los de las policías autonómicas, algo similar a lo que han venido exigiendo los funcionarios de Justicia durante la huelga que han mantenido en los dos últimos meses.

Por desgracia para ellos, los policías estatales no tienen reconocido el derecho a la huelga. Grave agravio con otros sectores de la Administración, mas sí existen otros modos de movilización como el denominado trabajo "a reglamento", es decir, únicamente cumplir con las obligaciones inexcusables del cargo como es la asistencia urgente a los ciudadanos y la persecución de los delitos. La consecuencia puede ser una falta de prevención y, por consiguiente, una disminución de la efectividad policial, lo cual puede facilitar que, con menos intervenciones policiales y menos detenidos, los funcionarios de Justicia recuperen el trabajo atrasado por la huelga en el utópico plazo fijado por Bermejo "El Tenso".
Se venía venir pues el agravio salarial que los cuerpos estatales sufren en comparación con las policías autonómicas integrales, la vasca y la catalana, alcanza alrededor de más de 500 € mensuales, a parte de contar con peores medios materiales y de seguridad. El agravio es mayor si se piensa que gran parte del salario de los Mossos o los Ertzainas sale de la subvención estatal. Incluso las unidades del Cuerpo Nacional de Policía adscritas a las Comunidades Autónomas, con labores meramente administrativas, cobran entre 200 y 300 € más que el que se bate el cobre en la calle, vistiendo el mismo color de uniforme pero sin escudo autonómico.
Rubalcaba, por qué negarlo, mejoró algo la situación de los Policías mas no se llega, ni por asomo, a la tan reivindicada, por justa, equiparación salarial que, con el acuerdo firmado en Justicia, étos funcionarios sí rozan.
Estos agravios entre funcionarios que desempeñan las mismas funciones, en mayor o menor medida, se están dando en la Sanidad, en la Enseñanza, etc.
El efecto mariposa de la huelga de justicia puede ser, legítimamente, asolador para Solbes y sus arcas, las de todos, pero este efecto de la descentralización del Estado se debe a la mala gestión de la misma. Se traspasan competencias sin más y en cada reino de Taifás se gestiona el dinero público al libre albedrío produciéndose desigualdades e injusticias sangrantes.
La solución vendría dada por una Ley Orgánica de la Función Pública que regulara, con caracter vinculante para todos, las remuneraciones de los funcionarios independientemente de la administración para la que trabajaren. A igual trabajo, igual salario, independientemente de que se valoren carestías de vida por grandes urbes, u otros condicionantes similares.
Pero claro, eso sería incorrecto pues, para algunos, sería una intromisión en el sacrosanto autogobierno. Pero ¿no somos todos los españoles, y dentro de los españoles los funcionarios, iguales ante la Ley?.
Para ésto, como para otras muchas cosas, parece que tampoco.

3 comentarios :

Guti dijo...

De verdad que no es por llevar la contraria, sino porque hay una cosa que no entiendo (no de tu artículo, sino en general). Aviso, voy a ser ingenuo a propósito, por aquello de simplificar los argumentos.

este efecto de la descentralización del Estado se debe a la mala gestión de la misma. Se traspasan competencias sin más y en cada reino de Taifás se gestiona el dinero público al libre albedrío

Pero, vamos a ver: la ventaja (en teoría) de la descentralización ¿no es precisamente esa? ¿No es precisamente que en cada sitio los representantes más cercanos e informados decidan cómo y en qué se gasta el dinero?

Claro, entonces llega el resto de la frase:

produciéndose desigualdades e injusticias sangrantes.

Vuelvo a lo mismo: ¿no serán esas desigualdades teóricamente lógicas y/o justas, al menos sobre el papel? Si el gobierno autonómico X es capaz de pagar mejor, ¿no es de justicia (nunca mejor dicho) que lo haga?

O visto de otro modo: ¿acaso no se ha conseguido una mejora sustancial de los ingresos de los funcionarios de Justicia que no se habría conseguido si ciertas administraciones autonómicas no hubieran "dado ejemplo"?

Ahora podemos hablar de que tal autonomía se permite pagar eso porque recibe mucho dinero de la administración nacional, y si todas lo hicieran iríamos a la quiebra. Pero ¿es realmente así? Y si lo es, ¿por qué los catalanes están precisamente ahora empeñados en que se publiquen nosequé balances de las cuentas autonómicas?

Mí no entender.

Filo de Espada dijo...

Si no incomoda a Vuesa Merced no voy a contestar pues no tengo respuestas.
Tengo preguntas, siempre preguntas sin responder como todo ser humano en este valle de lágrimas y tribulaciones.
Empezaré con lo de la balanza fiscal. Un término de nuevo cuño aplicado a los territorios. Mas, ¿los impuestos son a los territorios o a los individuos?. ¿Paga más un catalán por ser catalán o porque tiene más ingresos?. Si es vasco o vive allí, sé por experiencia propia que paga menos, pues yo mismo me beneficié de los fueros fiscales de la Hacienda Foral de Vizcaya y me devolvían más declarando en ella que declarando en la Hacienda del Estado.
Entonces, y me sigo preguntando, qué coño es eso de la balanza fiscal.
El I.R.P.F. es de las personas físicas, no de las regiones, comunidades o nacionalidades o naciones propiamente dichas. Y en este Estado, que todavía existe como tal, mal que le pese a muchos, pagan los ciudadanos y no los territorios.
¿Si los impuestos van por ciudadanos por qué los salarios funcionariales deben ir por territorios?. Digo, claro está, dentro de este Estado cuya Constitución, aún vigente, dice que todos los ciudadanos son iguales.
No obstante me reconocerá usted el legítimo derecho de ir a las barricadas, como los de justicia, para desfacer agravios y cobrar lo que creo me corresponde. Y que consta que no me gusta "de pedir", pero es más triste "de robar".
Un saludo y espero que esté celebrando la investidura.

Guti dijo...

Si no incomoda a Vuesa Merced no voy a contestar pues no tengo respuestas.

No faltaba más. De hecho, me tranquiliza. La gente con respuestas para todo me da bastante miedo.

¿Si los impuestos van por ciudadanos por qué los salarios funcionariales deben ir por territorios?. Digo, claro está, dentro de este Estado cuya Constitución, aún vigente, dice que todos los ciudadanos son iguales.

Pues tampoco es que tenga yo la respuesta sobre los sueldos de los funcionarios... que también son distintos, para trabajos similares en administraciones distintas, incluso dentro de la misma comunidad autónoma.

Me da la impresión de que ese argumento se puede extrapolar a otras muchas diferencias. ¿Es el territorio la única diferencia supuestamente inconstitucional? ¿Es la más grave? ¿Me sentiré más igual a Botín o a Polanco si me entero de que no les afecta ninguna norma territorial a la hora de presentar la declaración de la renta?

No obstante me reconocerá usted el legítimo derecho de ir a las barricadas, como los de justicia, para desfacer agravios y cobrar lo que creo me corresponde.

Desde luego que sí. Es más, casi estarán agradecidos a los gobiernos autonómicos, ¿no? (No sé si les reconozco, ojo, el derecho de ir a las barricadas de la forma en que lo han hecho, pero en fin, lo del derecho de huelga sí que da para un tratado que nunca estaré en condiciones de escribir.)

Dicho, todo lo anterior, como abogado del diablo. Lo que digo no son afirmaciones, son preguntas también. Que no se me malinterprete como firme y convencido defensor de desigualdades territoriales dentro de España, que no lo soy.

Un saludo y espero que esté celebrando la investidura.

Voto a bríos que no. Pero sí, un saludo.