UN POQUITO DE "URKULLEO". Donde dije digo digo Diego y no te digo "trigo" por no llamarte Rodrigo...

Tras la borrasca levantada, hemos recapacitado.
Hemos de reconocer que hemos cometido algunos errores, aunque la mayoría de las veces se deban a malentendidos por parte de los españolistas, pero, a partir de ahora, si los cargos electos de ANV no condenan lo que nunca han condenado, si no rechazan los comunicados y las amenazas que nunca rechazaron, vamos a instarles, a solicitarles tengan a bien pensárselo por si quisieran dimitir, dado que creemos que de no hacer lo que nunca han hecho, carecerían de la altura ética necesaria para desempeñar un cargo público. 
Así, espoleando unas conciencias de las que posiblemente carezcan, es posible que les llegue la iluminación y, sin necesidad de farragosas mociones de censura, en las que se mezclarían abertzales y españolistas en confabulaciones antinatura, quizá se planteen dejar los ayuntamientos por sí mismos, al menos temporalmente como ya hiciera la alcaldesa de Mondragón.
Estamos decididos, resueltos a actuar, para que no queden dudas de nuestra defensa de los derechos humanos y los valores democráticos, y gracias a esa firmeza, tantas veces demostrada, podríamos colaborar responsablemente para facilitar la acción de gobierno en el Estado Español, único estado, de los dos en los que nos encontramos diseminados, en el que podemos mangonear algo, gracias a esa, tan denostada por nosotros, Constitución.