NORMALIZACIÓN

Existe un pueblo, un pueblo donde asesinaron a un hombre por el único motivo de haber sido concejal y ser socialista.
Ese era su delito y su sangre empapó el suelo e hizo germinar la infamia, planta ésta autóctona de varias zonas del País Vasco y Navarra.
Con estas flores se adorna y engalana la alcaldesa de Arrasate-Mondragón que, tras el asesinato, cogió unos días de asuntos propios para no condenar el crimen cometido por sus hermanos en armas.
Se plantea, como no podía ser de otra forma en un sitio donde queda gente decente, una moción de censura para arrebatar el bastón a la infame alcaldesa. Pero Egibar, coronado desde hace mucho tiempo por las mismas fétidas flores del mal, se niega a apoyar la iniciativa.
El pretexto, que la iniciativa no ayuda a la normalización. Porque la normalización no contempla, para él, la condena del crimen ni la lucha antiterrorista. La normalización para él no es lo que los demás consideramos normal.
Para él y para muchos otros es normal que se entierre gente, que otros vayan escoltados, que se acose y aterrorice a todo aquel que no piensa como ellos y que se sufra una evidente falta de libertad.
Normalización debe consistir, para este energúmeno y para sus amigos de Aralar, en hacer consultas ilegales, en poner nombres de asesinos en calles, plazas y parques, en subvencionar adoctrinamiento y proselitismo proetarra, etc.
Que otros partidos democráticos se indignen ante la barbarie y actúen contra los aliados de los pistoleros no es normalizar para el "democrático" nacionalismo vasco.
Dice además el miserable que ni ETA ni el Gobierno van a marcar la política vasca.
El Gobierno está claro que no pues no hace más que ceder puestos y escaños en las cámaras al PNV, a pesar de la supuesta indignación por la actuación de Mondragón. Pero ETA, está visto que sí, sigue marcando la política y haciendo que a cada cual se le vea el plumero de las querencias, las filias y las fobias.
Tanta normalización hace que se normalicen mis tripas y, con el debido respeto, ruego me disculpen pero debo dejarles e ir al lavabo.