ALCARAZ Y EL DESAMOR

La AVT reclama a Rajoy "unas palabras" de apoyo para su manifestación del sábado    
    
   MADRID, 19 (OTR/PRESS)   
   El presidente de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), Francisco José Alcaraz, reclamó hoy al líder del PP, Mariano Rajoy,
más apoyo para la manifestación que ha convocado su asociación el próximo sábado en Madrid para pedir, por un lado, la ilegalización
de ANV y el PCTV y la disolución inmediata de todos los ayuntamientos en los que gobierna ANV, y por el otro, la retirada de la resolución
aprobada en el Congreso de los Diputados que habilita al Gobierno a dialogar con ETA y recuperar el Pacto por las Libertades y Contra
el Terrorismo.   
   "Ayer eché en falta unas palabras de Rajoy de hacer una convocatoria para esta manifestación", afirmó Alcaraz que también señaló que
echa de menos un posicionamiento "más firme" del Partido Popular y los medios de comunicación para respaldar la manifestación que
la AVT ha convocado para este sábado. 
 
    Paco Pepe anda deprimido. Recuerda días de gloria, de mareas rojigüaldas inundando el centro de Madrid, a sus aliados más fieles, Peones Negros y otras joyas aparte, a Mariano exultante liderando a su lado la "Rebelión Cívica" contra el demoníaco gobierno negociador.
Lo que Paco Pepe no sabe es que ahora lo que interesa son los impuestos, bajar los impuestos o quitarlos, hacer desaparecer el Estado, gran aspiración del liberalismo, única cosa en común con el anarquismo.
Tras la detención de Batasuna y otras acciones Rubalcabianas, atrás quedaron las jornadas épicas de himnos y arengas contra el "anticristo" socialista.
No funciona tu política de víctima agresiva, al PP no le fue rentable y ahora suaviza su actitud para unirse a los pobres de la tierra liberándoles de retenciones e incómodas Declaraciones ante Hacienda.
Pero no te preocupes, te queda Losantos y Mayor Oreja, el franquista que, por estas fechas, andará poniendo velas de aniversario.
Paco Pepe, o Alcarazito de mi alma, tu eres niño como yo, convertiste algo tan digno y tan dramático como ser víctima de las alimañas de E.T.A., en una comparsa partidista, una guardia pretoriana de Mariano, entrando de lleno en la estrategia de la crispación.
Mandaste a tus abogados a la Audiencia Nacional a demostrar el "terrible golpe de Estado" que arrebató el poder a tu amigo y salieron escaldados.
Pero dice el refrán que quién con niños se acuesta... y tú te encamaste con el Partido Popular, cuya mayor aspiración es ganar las elecciones, y para ese objetivo puedes resultar, a estas alturas de la película y si los informes de Pedro J. no lo remedian, una china en el zapato o un forúnculo incómodo en las posaderas de Rajoy. Fíjate, si hasta Aznar, melena al viento, queda para tomar café con Z, a 80 céntimos.
No llores más, Alcaraz, hijo, y retírate que al final no te darán nada en Génova, deja a la Asociación regenerarse y despolitizarse para así legitimarse ante cualquier reivindicación justa, que tú, con tus amistades peligrosas, restaste peso a quién más peso moral debía tener en esta sociedad que tanto les debe.

 

5 comentarios :

El Valín dijo...

¡Qué cosas tiene el lenguaje!. A veces, un mínimo cambio en el orden de las letras provoca significados totalmente diferentes. En cambio, otras veces el diferente orden de las letras no desvirtúa el significado último del vocablo. Así, en este caso, los que hoy defienden a Alcaraz son ideológicamente los mismos que otrora defendieron el Alcázar.

Un Oyente de Federico dijo...

Y, además Don Valin, los que hoy defendemos a Alcaraz, volvemos a hacerlo de los mismos que asediaron el Alcazar.
Los que asesinaron a su hermano y sus sobrinas fueron los comunistas.

El que los asesinos de las pequeñas sean comunistas, desvirtua un poco su analogía, porque los milicianos que asediaron el Alcazar eran anarquistas.
Pero sólo la semantica, tan asesinos eran unos como los otros.

af dijo...

Espléndida entrada, don Filo, mucho más templada de lo que suele usted escribirlas. Suscribo el 98% (siempre hay que dejar algo fuera, por el qué dirán).

En cuanto a don Oyente, lamento comunicarle que el caché de los anarquistas en el imaginario facha es de bastantes menos quilates, ya que sus colores son el rojo y el negro, nunca tan acendradamente demoniacos como el rojo a secas. No habrá usted oido hablar de contubernio alguno de cariz anarco-masónico ni judeo-anarquista, a diferencia de los judeo-masónicos que siempre iban ligados a los comunistas, nunca a los anarquistas. Además, el rojo y el negro, al formar parte de las enseñas falangistas, no se veían de la misma manera.

Que no, hombre, que no. Que como los comunistas de malos, ninguno.

Un Oyente de Federico dijo...

Tiene Ud. razón Don Af.
No le niego que en el fondo los fachas admiramos a los anarquistas.
Fijese que Jose Antonio y Franco se murieron tal día como hoy (20-N), sólo para imitar a Durruti.

Y además le confesaré, esto se lo digo en serio, que en mi cartera además de las típicas fotos familiares, yo que soy ateo llevo la foto de un santo, un santo anarquista San Melchor Rodríguez y se la enseño a todo aquel que me quiere dar la chapa con la Memoria Histérica.
Y le cuento la vida y milagros de San Melchor, que me los se de memoria.
Porque a gente así, olvidarla es un delito.

Tiene Ud razón en cuanto a los judios, los primeros fondos que obtuvo Lenin para financiar su revolución provenía de la poderosa familia judía Rothschilds. Y judios eran Marx, Lenin y Troysky.

Pero no estoy de acuerdo con Ud. en lo de la masonería.
El comunismo no tiene ninguna relación con la masonería y el anarquismo toda.
Bakunin era francmason, Ferrer i Guardia era masón, Anselmo Lorenzo también.
Incluso utilizan símbolos similares.

Tambien, en lo de los colores. En alguna parte leí que el Partido Sindicalista (escisión electoralista de la CNT) de Angel Pestaña tuvo contactos con Jose Antonio.

De “el contubernio judeo-masónico” no era el aspecto político-económoco, lo más peyorativo para Franco, sino lo religioso.
La masonería,con gente como Miguel Morayta, Castelar…, es la responsable de la rabia anticlerical que se extendió en España.
Y los judios por lo de matar a cristo. Pero Franco no los persiguio incluso los protegió de los nazis.
En cambió los nazis y los comunistas si se dedicaron al “noble deporte” de matar judios. Incluso se dividieron el campo europeo para que el uno no matara a los judios del otro.

Para mi poca diferencia hay entre un nazi y un comunista, sólo la pegatina.
Lacras sociales residuales que acabaran extinguiendose, pero haciendo daño hasta el ultimo momento.

AF dijo...

A mí no me engaña, don Oyente. A usted lo que le joroba es que los comunistas sean mayoritariamente madridistas (como debe ser), en lugar de colchoneros, como intuyo que es usted (no quiero pensar en la otra posibilidad, más horrible aún, que ni siquiera me atrevo a insinuar...).