EVASIONES

Hoy está el día empecinado en atontarme. Miro a la gente que me mira y me pregunta pronunciando con los ojos palabras sordas que no entiendo. Mis pasos se hunden en el espesor blando y grasiento del vacío. Saludo a las nubes que acorralan al tímido sol que no osa asomarse a la mañana. No responden, estáticas y perezosas pues no desean despojarse del aguacero atesorado en espera del día menos pensado. Soy consciente de que tengo cosas que hacer y que demoro por mucho que insistentes golpeen al aldabón de mi aletargada mente. No quiero saber lo que pasa, desinformarme por completo y desnudarme de palabras, sonidos e imágenes repetidas en bucle.
Hoy posiblemente precisara una burbuja. Flotar en ella ausente de todos los escenarios cotidianos. No va a poder ser y conecto. Vuelvo a la programación habitual de la cadena de esta torpe existencia. Asumo la jerarquía de todas las circunstancias y vuelvo a intentar cumplir con lo obligado. La jugada procedente tras el anterior movimiento continúa desarrollándose indefectible en este tablero cuadriculado, blanco y negro.

2 comentarios :

Elbereth Gilthoniel dijo...

"Marchare, marchare d'aiquí, esa ía la mía meta, marchare d'aiquí.
(imagino que lo habré escrito mal, intentaba recordarlo en bable)

Frank Kafka

Kafka quería huir de Praga, en realidad de sí mismo. Cuando no puedo más, me imagino yéndome. No importa el dónde.

Para mí el paraíso es ese lugar del que nunca quiero aislarme, marcharme, huir.

yo dijo...

hola, ultimamente te tengo un poco abandonado, pero hoy me he puesto al dia en todas tus entradas
me gustaria hacer un comentario en cada una de ellas, pero ya sabes el tiempo me falta.
Resumiendo todo en un unico comentario:
Gracias por deleitarnos con tu talento.