LÁGRIMAS EN MOVIOLA

Las lágrimas no entienden de palacios. El dolor es uno y plural, democrático. Una mujer pierde dramáticamente a una hermana y llora. Llora una vez, y dos, y tres, en portadas, programas matinales, de sobremesa, de tarde, de madrugada. Repiten el derrumbe para que el espectador se deleite en el dolor ajeno. Para que aprenda que los príncipes también lloran. ¿Cuantas veces harán llorar a esta mujer al cabo del mes?. No voy a poner la imagen esperada. ¿Lo entienden?. Viva la República.

1 comentario :

Elbereth Gilthoniel dijo...

No sólo lo entiendo, sino que me gusta que seas así.