ZAPATILLAS DEPORTIVAS Y CALZONCILLOS A CUADROS.

Els Verds apoya Oleguer y critica a Kelme por "no respetar libertad expresión"    

   
Barcelona, 9 feb (EFE).- Els Verds-Esquerra Ecologista, organización coaligada con ICV, ha expresado su apoyo al jugador del
FC Barcelona Oleguer Presas y ha asegurado que "Kelme es una empresa que no respeta la libertad de expresión".
  En un comunicado, el portavoz de Els Verds-Esquerra Ecologista Antoni García afirma que "Oleguer es una nueva víctima de la ola de catalanofobia que promueve la derecha española excluyente" y critica a la marca deportiva Kelme por haber rescindido su contrato con el jugador por la publicación de un artículo de éste.

 
El fabricante de zapatillas se dedica a la venta de zapatillas, deportivas especialmente, y para promocionar el producto, este tipo de empresas, suele contratar como imágen de marca a algún deportista.
En este caso cometieron un grave error de márketing: Elegir a una especie en vías de extinción, de ahí la intervención de los verdes catalanes, el deportista bocazas.
La frase que subrayo en el titular no tiene desperdicio. Qué tendrá que ver la "catalanofobia" y la "derecha española excluyente" con todo ésto. La derecha utiliza cada vez más en sus comunicados el estilo "dieciocho de julio" y ciertas izquierdas "batasunizan" su lenguaje a pasos agigantados.
Uno, aunque sea un mediocre jugador, puede ser y pensar como quiera. Puede ser independentista, anti-sistema y pro-okupa, incluso optar por ser un repugnante proetarra, pero cuando a uno se le identifica más con sus salidas de tono en medios de comunicación que por su valía futbolística, puede que repercuta en la venta del producto que lo patrocina.
La empresa no ha atacado la libertad de expresión de nadie. Es puro mercado y en esta sociedad, nos guste más o menos, vivimos.
La imágen de Oleguer, que ha llegado a vestir la camiseta española sin que le salieran sarpullidos, puede ser que se identifique ahora, despues de leer sus panfletos, con la del Nosferatu recostado con gallumbos a cuadros, inventor de la dieta por macarrón nasal. Y eso, a muchos consumidores de ropa deportiva, que recuerdan, por ejemplo, Hipercor, puede ser que les eche para atrás a la hora de identificar marca con la imágen de la misma y con el reflejo y el tufo que desprende ésta.
En su día, cierto motociclista vasco, Herri Torrontegui, a sueldo de Repsol, tuvo la genial idea de, tras ganar un gran premio, dar la vuelta de honor con la bandera de su comunidad autónoma, en lugar de con la que representaba su nacionalidad y la de la empresa que soltaba las pesetas. El gesto, al patrocinador, no le hizo mucha gracia y le vino a decir que se llevara la Ikurriña a su pueblo si quería, pero que el equipo prescindía de sus servicios y eso que, el chavalín no estaba falto de talento. Lo que podía haber sido una brillante carrera deportiva se vino a pique por lo que fue considerado  por quien le facilitó la moto un desaire y una sacada de los pies del tiesto.
Defender matarifes, a los que no defiende ni Amnistía Internacional, puede ser hasta legítimo pero claro, cuando se está a sueldo, el que paga exige resultados y éstos pueden verse seriamente perjudicados por el "posado" en lencería "Príncipe de Gales" que tan pocos valores deportivos transmite.
Los verdes catalanes no tienen de qué preocuparse. Oleguer podrá seguir ejerciendo su libertad de expresión y, a lo mejor, lo patrocinan debidamente las Gestoras pro Amnistía, Askatasuna, el diario Gara o, por qué no, como en otras actividades tan solidarias con los criminales, el propio Gobierno Vasco o sino, mucho mejor, la Consejería de Interior de la Generalitat cuyo titular les coje a los ecologistas bastante cerca.
Para terminar una reflexión. La "catalanofobia", que, como todas las fobias que no son patológicas, no deja de ser una expresión de la incultura y la cerrazón sectaria, puede ser que se haya visto más favorecida y promocionada por gente como Oleguer  y sus actitudes que por una empresa privada que, como todas, tiene como fin último obtener beneficios.

1 comentario :

Elbereth Gilthoniel dijo...

Han perdido la razón, si es que alguna vez lo tuvieron.

Este tipo de noticias dice mucho de los humanos, y muy poco a su favor.