LA CERILLERA

No hace mucho leí este artículo relacionado con niños y me conmovió, a mí que también llegué a creer que a nuestros hijos es mejor aislarlos para que no conozcan la violencia que nos rodea. Este otro artículo de Pérez Reverte, complementario al anterior, pero con otros matices, me motivó a buscar un video y lo encontré. Sé que es triste, como yo. Para mí, cuando estoy jodido, no hay mejor terapia que una película o una canción triste. Es lo que tenemos los tristes. Espantamos la tristeza con más tristeza.

1 comentario :

Elbereth Gilthoniel dijo...

Qué hermosa es esa frase, la de espantar la tristeza con mayor tristeza aún.

Yo lo he hecho demasiadas veces, conmigo misma. No sé si me ayudo, sé que no era capaz de esquivar el dolor que produce la tristeza de otro modo.

Recuerdo aquellos cuentos. Somos de otra generación.

A veces las mejores palabras de consuelo, son el silencio y la presencia de los amigos.

Cuenta conmigo.